Peso muerto y dolor de ingle

Al querer desarrollar masa muscular, un movimiento clave en el entrenamiento de fuerza utilizado comúnmente es el peso muerto. Este incluye levantar una haltera del suelo teniendo inicialmente las rodillas flexionadas, lo que implica el uso de varios músculos, desde la parte inferior de las piernas hasta los hombros. Sin embargo, cuando se realiza incorrectamente, el peso muerto puede generar lesiones, especialmente en la zona de la ingle.

Postura incorrecta

Tu sistema esquelético le da a tu cuerpo estructura y sostén. Estando en correcta alineación, esta estructura (con la ayuda de tus músculos esqueléticos) pueden sostener cantidades variables de peso, dependiendo de tu tamaño y tu fuerza, al distribuirlo por todo tu cuerpo. Sin embargo, cuando usas una postura incorrecta (como una posición muy ancha o muy estrecha, o tomar la haltera muy lejos de tu cuerpo) puedes ejercer demasiado estrés sobre ciertas zonas, por ejemplo los músculos de la ingle, generando lesiones.

Demasiado peso

Colocar demasiado peso en tu altera al realizar peso muerto puede también contribuir a las lesiones de la ingle. Los músculos de esta zona pueden sostener cantidades variables de peso, dependiendo de factores como tu condición física y tu masa muscular actual. Esto significa que también existe un límite variable a cuánto peso puede soportar tus músculos. Si colocas demasiado peso en la haltera, se produce resistencia excesiva en el tejido muscular de tu ingle, que puede hacer que estos se estiren más allá de su capacidad. Esto puede generar distensiones y, en casos raros, seria ruptura muscular.

Tratamiento

Un tratamiento principal para el dolor muscular en la ingle es la combinación de hielo y descanso. Aplicar hielo a los músculos puede ayudar a reducir la hinchazón para promover la sanación y reducir el dolor muscular leve. Descansar la zona ayuda a evitar que se produzca más daño y permite que el músculo sane y se fortalezca. La segunda vía de tratamiento incluye medicamentos de venta libre. Tanto el acetaminofeno como los antiinflamatorios no esteroides (como la aspirina, el naproxeno o el ibuprofeno) pueden ser usados para ayudar a reducir el dolor inguinal.

Prevención

Puedes evitar las lesiones en la ingle de varias formas al usar peso muerto como parte de tu rutina de entrenamiento. Primero, pide a un profesional que te enseñe la forma correcta de realizar esta actividad. Un profesional, por ejemplo un entrenador certificado, puede controlar tu forma y ver cosas que tu no ves, pudiendo corregir problemas postulares o de técnica que suelen generar lesiones en la ingle u otros músculos. Comienza usando poco peso y aumentándolo gradualmente. Esto le da tiempo a tus músculos para ajustarse y desarrollar la fuerza necesaria para evitar lesiones. Fortalecer los cinco músculos aductores de la zona de la ingle mediante otros ejercicios (incluyendo el pectíneo, el aductor corto, el aductor largo, el grácil y el mayor) puede ayudar a evitar lesiones en la ingle.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por mariana palma