El peso ideal de un jugador de fútbol

Hay jugadores de fútbol de todas las tallas y formas a nivel recreacional. En los niveles más altos del juego, los jugadores tienden a tener un físico muy en forma, delgado y muscular sin ser flacos o muy musculosos. Los delanteros profesionales y en ocasión las delanteras —como la ex jugadora de Estados Unidos Brandi Chastain— no dudan en quitarse la playera después de marcar, y suelen enseñar abdómenes perfectos y una ausencia de grasa notable.

Características

Más de nueve de cada diez jugadores elite de fútbol tienen un índice de masa muscular que cae en el rango de lo normal, de acuerdo a una encuesta de jugadores en la Copa Mundial varonil de la FIFA en 2006. Eddison Cantor y Jeff G. Konin del Programa de Educación de Entrenamiento Atlético de la University of South Florida concluyeron esto con 736 jugadores de 32 equipos que participaron. Encontraron que el 92 por ciento de los jugadores cayó en el rango normal del índice de masa muscular, entre 20 y 24,9 —en términos prácticos, el BMI normal coincide con el peso ideal. El BMI normal de un jugador de cinco pies con nueve pulgadas de alto es de 136 a 169 libras.

Consideraciones

La encuesta realizada a los jugadores durante la Copa Mundial también encontró que uno por ciento de los jugadores está debajo de su peso, seis por ciento tiene sobre peso y un uno por ciento tiene obesidad. Por posición, los porteros cayeron en el rango normal 85 por ciento y catorce por ciento en sobrepeso; los defensores, 93 por ciento en lo normal y seis por ciento en sobrepeso; los mediocampistas, 94 por ciento en lo normal, y cinco por ciento en sobrepeso y, los delanteros, 92 por ciento en lo normal y cinco por ciento en sobrepeso. Los autores recomendaron continuar la investigación comparando el BMI con el desempeño e identificar el IMM para las jugadoras profesionales.

Comparaciones

Konin y sus colegas de la USF ampliaron sus estudios para comparar a los participantes de la Copa Mundial con los jugadores de la Major League Soccer (MLS), la mejor liga profesional de Estados Unidos, y con jugadores universitarios de la Big East Conference. Los promedios de los jugadores en todos los niveles —universitario, profesional e internacional— cayeron entre 23 y 24 de BMI , con excepción de los porteros de la MLS, que promediaron 25,2.

Importancia

Los entrenadores de fútbol y los cazadores de talentos buscan características clave que puedan llevar al éxito en los niveles más altos de este deporte, dicen Alan Nveill y sus colegas de la University of Wolverhampton. Nevill encontró que los jugadores profesionales de fútbol de los mejores seis equipo de Inglaterra tenían cuerpos más altos y más delgados que los que de los equipos menos exitosos. El peso también puede predecir mayor éxito para los atletas de fútbol en una posición que en otra, dado que los porteros y los defensores, en general, son más pesados que los mediocampistas y los delanteros.

Percepción de los expertos

El porcentaje grasa corporal es más importante que el BMI para un típico jugador amateur, indican los ex jugadores profesionales de Expert Football. El exceso de peso te limita la movilidad en un juego donde los titulares normalmente tienen que caminar, trotar, correr a velocidad normal y a toda velocidad de cinco a siete millas cada partido. En un estudio de 2004 con cerca de 700 chicos de entre nueve y catorce años de edad realizado por Luis A. Morenos y sus colegas en Zaragoza, España, se encontró que el porcentaje de grasa corporal era mucho menos entre los chicos que jugaban fútbol, lo que indicaba claramente que jugar a este deporte quema libras de más.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por alejandra medina