¿Cómo puedo bajar de peso en el escritorio del trabajo?

Los estadounidenses son más sedentarios que nunca y un ambiente de oficina sin duda no ayuda, declara la American Heart Association que estima que los trabajos de oficina sedentarios han aumentado en un 83% desde 1950. Pero incluso si pasas tus días en una oficina no es excusa para renunciar a una dieta saludable y omitir por completo el ejercicio. El resultado podría ser un peso y cuerpo saludable incluso si tienes un horario apretado y un cubículo aún más estrecho.

Empaca tu almuerzo

Tu oficina probablemente tiene una amplia gama de opciones de alimentos disponibles a la hora del almuerzo. Ya se trate de hacer pedidos, salir con tus compañeros de trabajo o incluso consumir los alimentos de la máquina expendedora, es fácil comer cosas que no son buenas para ti. Al empacar tus propios almuerzos y meriendas nutritivas en el hogar puedes controlar mejor tu consumo de calorías y comer más saludablemente. Llevar un poco de pavo en un pan árabe o algunos vegetales con pan revueltos por ejemplo, puede evitar que ordenes comidas rápidas que son altas en calorías y bajas en nutrientes.

Pausas activas

Es probable que tengas un par de descansos y una hora de almuerzo en el trabajo. Hazlos para quemar calorías mediante la elección de tomar descansos activos donde muevas tu cuerpo. Ya sea caminando unos tramos de escaleras, saliendo al exterior para tomar aire fresco o hacer rondas para entregar mensajes verbales en lugar de enviar mensajes por correo electrónico, puedes usar los beneficios de la actividad física. Si tienes tiempo suficiente, puedes incluso ir al gimnasio durante el almuerzo en lugar de pasar el rato en la sala de descanso.

Entrenar en la oficina

Incluso un pequeño espacio de oficina puede ser un lugar ideal para hacer algunos ejercicios básicos de entrenamiento de fuerza. Algunos ni siquiera requieren de ningún equipo, por ejemplo las estocadas y sentadillas (lunges and squats). Otros puedes hacerlos usando tu silla de oficina. El Arkansas Cooperative Extension Service sugiere tomar un descanso para realizar de ocho a 12 ejercicios de tríceps (triceps dips) en el borde de tu silla, o enderezar las piernas delante de ti para hacer extensiones de pierna (leg extensions), con el fin de ayudarte a practicar algunos ejercicios de fuerza incluso cuando estás atascado en tu trabajo. También puedes esconder algunas pesas debajo de tu escritorio para hacer rápidas flexiones de bíceps (bicep curls).

Hazlo en equipo

Tus compañeros de trabajo pueden llegar a ser socios en la pérdida de peso, así que invítalos a que se unan a ti. Tener un grupo con el que compararte y que resulte de apoyo puede hacer que tus esfuerzos sean más eficaces a medida que se estimulan unos a otros. Incluso podrías establecer un grupo de pérdida de peso o competencia para que otros puedan beneficiarse de los cambios en el estilo de vida. Tener a otros de tu lado puede ser el impulso adicional que necesitas para evitar las donas en la sala de conferencias y merendar palomitas de maíz sin mantequilla en su lugar.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por jane laury