¿Se puede bajar de peso comiendo sándwiches?

Cuando de comidas en paquetes prácticos se trata, en general los sándwiches son la primera opción. Los sándwiches pueden variar ampliamente tanto en valor calórico como en valor nutritivo, debido a que se puede poner casi cualquier cosa entre las dos rodajas de pan y hacer un sándwich. Por ello, cuando se arma con ingredientes sanos, este práctico paquete de comida puede servir para bajar de peso de forma sabrosa y saludable.

Pan

Al hablar de sándwiches, se comienza por el pan. Existen literalmente cientos de tipos de panes en el mercado, desde el pan blanco básico hasta el pan de masa fermentada y con 12 tipos de cereales, de esta forma se puede cambiar de sándwich fácilmente. Al elegir el pan de sándwich, procura optar por las opciones con cereales integrales que tengan mucha fibra en vez del pan blanco hecho con harina refinada. Aumentar la ingesta de fibra te puede ayudar a bajar de peso ya que te sentirás más lleno por más tiempo, lo que disminuirá el riesgo de comer bocadillos poco sanos o en exceso.

Carnes

Al hacer un sándwich con carne es importante pensar los tamaños de las porciones. Procura usar porciones de 3 onzas. Intenta pesar las porciones al comenzar la semana y sellarlas en bolsas individuales. Esto te ayudará a eliminar las conjeturas. Opta por carnes magras como el pavo o el jamón por sobre las carnes más grasas, como el pastrami.

Condimentos

La forma más rápida de añadir calorías no deseadas a un sándwich es por medio de los condimentos, siendo la mayonesa la principal culpable. Cuando te sea posible, intercambia la mayonesa por condimentos de bajas calorías como la mostaza, los aderezos para ensaladas de bajas calorías o un espray de vinagre de vino de arroz. Si no puedes vivir sin la mayonesa, reduce drásticamente la cantidad que usas y opta por productos con menos calorías, ya que una cuchara de mayonesa común puede tener hasta 90 calorías, según MyPlate del sitio web Livestrong.

Verduras

Las verduras son una de las maneras más rápidas de aumentar la saciedad que puede generar un sándwich así como su valor nutritivo total. Pon en tu sándwich la mayor cantidad de verduras posibles, como por ejemplo zanahoria rallada, pepino, tomate y repollitos de Bruselas, y juega con diversas verduras de hoja verde, incluyendo la espinaca y la lechuga romana.

Queso

Puedes ponerle queso a los sándwiches para incluir lácteos en tu dieta. Sin embargo, los quesos enteros o mucha cantidad de queso puede incrementar el contenido calórico total del sándwich, a veces de forma drástica. Contempla la idea de no usar nada de queso. Cuando sí uses queso, limítate a una rodaja, u opta por el queso feta o queso untable dietético de cabra.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por noelia menéndez