Cómo bajar de peso en climas cálidos

Al diseñar un programa de entrenamiento, es importante tener en cuenta el clima y el tiempo de donde vives. Esto es especialmente cierto en las zonas de los Estados Unidos donde la temperatura supera en forma consistente los 80 grados o incluso los tres dígitos. Cuando se trata de perder peso en los climas más cálidos, es importante tener en cuenta tanto tu seguridad cuando estás afuera, así como las alternativas para mantenerte fresco durante el ejercicio.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Bloqueador solar
  • Botella de agua reutilizable

Instrucciones

  1. Las clases de yoga son una buena opción para ejercitarte bajo techo.

    Invierte en un gimnasio o centro de fitness. Los centros de fitness ofrecen una opción adicional para ejercitarte en los días calurosos evitando el calor. Inscríbete en clases, como yoga, ciclismo de interior, Pilates o campo de entrenamiento, si están disponibles, para cambiar las cosas si te aburre realizar ejercicio en una caminadora (treadmill) o elíptica (elliptical) en comparación con el ejercicio al aire libre.

  2. Encuentra ejercicios para realizar bajo techo si no puedes o no quieres pagar un gimnasio. El ejercicio se puede realizar fácilmente bajo techos a través de ejercicios aeróbicos, como correr o saltar en el lugar, así como ejercicios de resistencia, como flexiones (pushups), abdominales (situps), dominadas (pullups), estocadas (lunges) o sentadillas (squats). Invierte en equipo de entrenamiento de fuerza como pesas o mancuernas, o en herramientas de ejercicio entretenidas, tales como DVDs o juegos interactivos de fitness.

  3. Usa protector solar cada vez que te ejercites al aire libre. Elige un protector solar con por lo menos factor (SPF) 30, sugiere la American Academy of Dermatology. El protector solar ayuda a proteger la piel de la radiación ultravioleta del sol, que puede causar quemaduras graves, así como también puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

  4. Mantente hidratado no sólo al ejercitarte con calor, sino también antes y después de hacer ejercicio. Cuando haces ejercicio, tu cuerpo suda, naturalmente, como una manera de enfriar su temperatura interna. Hacer ejercicio cuando hace calor aumenta la cantidad de humedad que se pierde por el sudor, aumentando la velocidad a la cual tu cuerpo puede deshidratarse. Hacer ejercicio deshidratado aumenta tu riesgo de agotamiento por calor y un golpe de calor puede provocar inflamación del cerebro, convulsiones, shock hipovolémico e incluso la muerte si no se trata a tiempo.

  5. Busca la sombra al ejercitarte al aire libre. Elige una ruta que atraviese una zona muy boscosa, con un montón de árboles de sombra, o encuentra la sombra de un gran árbol al realizar ejercicios de resistencia bajo su sombra. Incluso si sólo una parte de tu rutina de ejercicios es en la sombra, todavía reduce los riesgos asociados con el ejercicio bajo el calor directo del sol.

  6. Evita hacer ejercicio bajo el sol del mediodía. Esta es la hora del día cuando el sol está en su distancia más cercana a la tierra, creando temperaturas más altas y una exposición más fuerte a la radiación UV. Haz ejercicio durante las mañanas o por las tardes, cuando el sol es menos intenso.

Consejos y advertencias

  • Escucha las señales de agotamiento por calor de tu cuerpo, tales como mareos, náuseas, sensación repentina de aturdimiento o escalofríos, o si dejas de sudar mientras continúas haciendo ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por maría florencia lavorato