Cómo bajar de peso con té blanco

El té blanco proviene de la misma planta que el té verde y negro, la planta Camellia sinensis. El té blanco se hace de los nuevos brotes jóvenes y las hojas más jóvenes de la planta. Debido a un procesamiento mínimo, el té blanco retiene más nutrientes que el té verde o negro. El proceso de producción es probablemente la razón por la que la Universidad de Pace informó en un estudio de 2004 que "el efecto antiviral y antibacterial del té blanco es mayor al del té verde". Otro estudio, realizado por científicos alemanes, y publicado por BioMed Central Ltd, encontró evidencia que sugiere que el té blanco quema las células de grasa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Hojas de té blanco
  • Tamiz de té
  • Agua hirviendo
  • Taza de té

Instrucciones

  1. Compra té de tiendas de alimentos saludables o de alimentos de especialidad, ya que tienden a vender tés en su mayoría de alta calidad. Elige té de hojas sueltas, para que la hoja de té tenga espacio para expandirse y sacar el mejor sabor. Busca tés de comercio justo, para garantizar no sólo el tratamiento adecuado de los campesinos, pero para obtener la calidad superior y gourmet.

  2. Hierve el té adecuadamente usando 1 cda. de hojas por cada taza de té. Vierte agua hirviendo sobre las hojas de té blanco en una tetera, y deja que el té repose durante tres a cinco minutos para la máxima potencia. Cola el té en una taza de té. Bebe el té blanco sin nada para degustar el sabor delicado. No agregues leche y azúcar en exceso, lo que añadirá grasa y calorías.

  3. Bebe tres tazas de té blanco todos los días para obtener el máximo beneficio. Separa los tiempos de beber té por unas horas durante el día. Trata de beber una taza de té blanco después de cada comida. No bebas antes de acostarte, para evitar quedarte despierto toda la noche, ya que el té blanco contiene cafeína.

  4. Sigue una dieta y un régimen de ejercicios para asegurar la máxima pérdida de peso. Bebe té blanco para ayudar a quemar grasa, pero recuerda que no hay una cura mágica para bajar de peso. Haz ejercicio tres veces a la semana, e incluye tanto el entrenamiento de fuerza y cardíaco. Come cinco o seis comidas pequeñas durante el día. Bebe ocho vasos de agua al día, y ten una buena noche de sueño.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah bourque | Traducido por lucia ayala