Cómo pueden bajar de peso los adolescentes ocupados

Hacer malabares con la escuela, las tareas, las actividades extracurriculares y una vida social, no es una tarea fácil para los adolescentes -y hace que el tiempo libre sea raro o no exista. A pesar de la agenda apretada de tu hijo, todavía puede lograr con éxito un peso saludable. Utilizar estrategias de pérdida de peso prácticas, es una gran manera de ayudar a los adolescentes ocupados con sobrepeso, a moverse hacia un peso corporal saludable.

Aumenta la actividad física

Centrarse en la ingesta de calorías puede ser tedioso y consume tiempo, pero más actividad física es algo que incluso los adolescentes ocupados pueden encajar en su rutina diaria. Las Directrices de Actividad física para los Estadounidenses del 2008 sugiere que los adolescentes participen en por lo menos 60 minutos de actividad física diaria, incluyendo ejercicios de fortalecimiento muscular tres o más días por semana. Los adolescentes no tienen que completar sesiones de 60 minutos a la vez. Pueden hacer ejercicio en incrementos de 10 o 20 minutos durante todo el día. Por ejemplo, caminar a la escuela, levantar pesas durante 20 minutos, ir en bicicleta a la casa de un amigo, jugar baloncesto con sus amigos o unirse a un equipo deportivo.

Come frutas y verduras

Dado que las frutas y verduras son abundantes pero a menudo contienen pocas calorías, son una excelente opción para los adolescentes con sobrepeso ocupados que buscan la pérdida de peso. TeensHealth.org sugiere que los adolescentes obtengan un mínimo de cinco porciones de frutas y verduras o un total de 2,5 tazas por día. TeensHealth.org también señala que muchos expertos recomiendan que los adolescentes consuman más de 2,5 tazas de frutas y vegetales todos los días. Empieza por la elección de una fruta, verdura o ambos en cada comida y merienda, en el transcurso del día.

Corta las bebidas azucaradas

Una revisión publicada en 2008 en el "Journal of School Nursing" encontró una correlación positiva entre el aumento del consumo de bebidas endulzadas con azúcar y el aumento de la obesidad en adolescentes. La elección de agua en lugar de gaseosas, jugos, limonada, té helado y otras bebidas azucaradas, es una excelente manera para que los adolescentes con sobrepeso avancen hacia un peso saludable. Beber agua antes de las comidas ayuda a aumentar la sensación de saciedad, por lo que es menos probable que los adolescentes coman en exceso en las comidas.

Duerme lo suficiente

Hacer del sueño -de preferencia sueño de alta calidad- una prioridad maximiza la oportunidad de un adolescente con sobrepeso ocupado de llegar a un peso saludable. Según un estudio del 2007 publicado en el "Journal of Adolescent Health" el aumento en el tiempo de sueño se asocia con menores índices de masa corporal en los adultos y los niños y las interrupciones en el sueño están asociadas con un IMC superior en adolescentes. Los investigadores que realizaron este estudio informaron que, si bien por lo general los adolescentes duermen 7,6 horas cada noche entre semana, a menudo requieren de 8,5 a 9,25 horas de sueño cada noche.

Más galerías de fotos



Escrito por erin coleman, r.d., l.d. | Traducido por maría j. caballero