Bajar de peso a los 56 años de edad

Las personas suben de peso a los 56 años de edad a causa de varios factores, como la inactividad y comer más calorías de las que su cuerpo necesita. Sin embargo, bajar algunas libras extra de peso es importante para tu salud. De acuerdo con U.S. Department of Health and Human Services, esto puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, derrame cerebral y colesterol alto. Algunos cambios de estilo de vida te ayudarán a alcanzar tus objetivos de pérdida de peso.

Ejercicio de cardio

A la edad de 56 años necesitas al menos dos horas y 30 minutos de actividad moderada a la semana, recomienda Centers for Disease Control and Prevention. Cuando la actividad moderada ya no es un reto para ti, cambia a una actividad más fuerte. En lugar de hacer dos horas y 30 minutos de ejercicio, sólo necesitarás una hora y 15 minutos de actividad fuerte a la semana. Este tipo de actividad incluye trotar, correr, jugar raquetbol y jugar tenis individual.

Entrenamiento de resistencia

También necesitas planear al menos dos sesiones de entrenamiento de resistencia a la semana. El entrenamiento de resistencia quema calorías y promueve la pérdida de peso. Sin embargo, a medida que envejeces se pierde masa muscular y si no reemplazas la pérdida de músculo con ejercicio de resistencia entonces se reemplazará con grasa. Las sesiones regulares de entrenamiento de resistencia detienen este proceso. Las sesiones de ejercicio necesitan ser de 20 a 30 minutos y estar dirigidas a los grupos de músculos mayores, incluyendo caderas, abdomen, piernas, espalda y pecho.

Ingesta de calorías

A la edad de 56 años necesitas menos calorías que las que necesitabas a los 30 o 40 años. Las calorías diarias para las mujeres que participan en actividad moderada deben ser 1.800 calorías, mientras que las mujeres que hacen actividad fuerte necesitan de 2.000 a 2.200 calorías diarias, según American Heart Association. Por lo general, los hombres necesitan más calorías que las mujeres. Los hombres de 56 años de edad necesitan alrededor de 2.200 a 2.400 calorías al hacer una actividad moderada y de 2.400 a 2.800 calorías cuando hacen actividad fuerte. Habla con tu médico familiar sobre el nivel de actividad apropiado.

Control de porciones

Aunque comas saludable, es posible que subas de peso si comes muchas calorías. Esto ocurre cuando no supervisas el control de calorías. Al medir los alimentos te aseguras de que no estás comiendo de más durante tus comidas. Cuando no se puede medir con tazas, calcula el tamaño de las porciones visualmente. Por ejemplo, come una porción de proteína del tamaño de una baraja de cartas. Cuando comas queso calcula una porción del tamaño de tu dedo pulgar y cuando se trate de pasta o arroz utiliza la medida de una cuchara para servir helado.

Más galerías de fotos



Escrito por nicki howell | Traducido por yarzeth ayala