¿Cómo bajar de peso si estoy por encima de las 300 libras (136 kg)?

Si pesas más de 300 libras (unos 136 kg), es probable que entres dentro de la categoría de obesidad, que de a cuerdo con la World Health Organization, significa que tienes una cantidad excesiva de grasa corporal que es perjudicial para tu salud. Para las personas que sólo deben perder cinco o 10 libras (2,2 y 4,5 kg), una dieta simple y un par de visitas adicionales al gimnasio, por lo general es suficiente para resolver el problema. Sin embargo, cuando estás superando el límite de las 300 libras, la pérdida de peso es una urgencia médica. Ten en cuenta entonces, que el plan que elijas debe ser seguro, progresivo, deliberado e incluso contar con el apoyo de profesionales.

Ayuda profesional

Visita a tu médico para que te realice un examen físico completo y para hablar con él sobre tu deseo de perder peso. La cirugía bariátrica de pérdida de peso como el bypass gástrico y el uso bandas y ligaduras de retención, son opciones muy populares, pero tu médico te puede ayudar a encontrar primero, algunas soluciones naturales de pérdida de peso. Pídele que te refiera a un nutricionista o especialista en dietas. Ellos te pueden ayudar a crear planes saludables de comida y a estimar el número de calorías que debes consumir al día. En lugar de recurrir a una dieta de "hambre" o de "choque", Women'sHealth.gov recomienda perseguir una pérdida de peso lenta pero constante, de alrededor de una o dos libras (450 g a 1 kg) por semana.

Comiendo saludable

Dado que seguramente, tu nuevo plan de alimentación debe ceñirse a un rango especifico de calorías; recuerda que contar calorías en sí, no es tan importante como elegir alimentos saludables. Un paquete de galletas puede contener sólo 200 calorías, pero obtendrás más nutrientes y contribuirás más a desarrollar buenos hábitos, al comer esas mismas 200 calorías de frutas, nueces o palomitas de maíz sin mantequilla. Piensa en que con esa conversión, también disfrutarás de una mayor cantidad de comida a cambio de las mismas 200 calorías. Haz que tu plan de alimentación se base en frutas, verduras, granos enteros y fibra, calcio, proteínas y grasas saludables (como el aceite de oliva virgen) que promuevan beneficios para la salud. Si no tienes la asistencia de un médico o nutricionista experto, determina el número de calorías que debes consumir al día para poder perder dos libras a la semana, echando mano de un contador de calorías. Es posible encontrar este tipo de equipos en sitios web o en tiendas regulares. El número de calorías que deberás comer para conseguir bajar de peso depende de tu edad, talla y nivel de actividad física.

Actividad física

Habla con tu médico sobre el tipo de ejercicio que es seguro para tu caso. Cuando se tiene más de 300 libras de peso, el ejercicio intenso puede no ser lo mejor para ti, por lo menos hasta que ya hayas perdido algunas libras. Puedes empezar por tomar una caminata rápida de 30 minutos todos los días y luego aumentar el ritmo, la distancia o el tiempo durante el que te ejercitas. Elige una actividad que disfrutes para mantener la motivación. Quizá prefieras nadar o tomar una clase de baile en vez de ir al gimnasio. Considera la posibilidad de trabajar con un entrenador personal que se especialice en ayudar a las personas con sobrepeso y obesidad, para ponerte en forma.

Modificación de conducta y apoyo

Como probablemente lo sabes, perder peso cuando te encuentras por encima de las 300 libras, requiere de una gran carga de energía mental y física. En ese sentido, es necesario que cambies la forma en que te relacionas con los alimentos. Elimina las conductas y decisiones no saludables de tu vida por completo. Por ejemplo, deja definitivamente la comida rápida. Si quieres una hamburguesa, cocínate tú misma una rica hamburguesa de carne magra con mucha lechuga y tomate. Pídeles su apoyo a tus amigos y familiares o busca la asistencia de un grupo de apoyo o de pérdida de peso, en donde puedas compartir tu lucha y experiencia con personas que están pasando por lo mismo que tú. No dudes en hablar con un terapeuta o lleva un diario de comidas y ejercicio. Haz cualquier cosa que funcione para mantenerte motivada y con una actitud positiva y date la mano a ti misma para recuperarte inmediatamente de cualquier desatino.

Más galerías de fotos



Escrito por cari oleskewicz | Traducido por pei pei