Pescado mantequilla y embarazo

Si bien los peces están llenos de beneficios nutritivos como vitaminas B, ácidos grasos omega-3 y proteínas magras, el pescado alto en mercurio afecta el sistema nervioso y el desarrollo del cerebro del feto, y debes evitarlo durante el embarazo. Puedes comer pescado bajo en mercurio, como el pez mantequilla, con moderación en lugar de quitarlo de tu dieta por completo.

Embarazo y mercurio

El mercurio es un metal que puede causar daños graves en ti y en tu bebé durante el embarazo. La principal preocupación con el consumo de pescado que contiene mercurio es el daño cerebral que puede ocurrir mientras el bebé está en el útero. El daño cerebral afecta la visión y audición de tu bebé. También puede tener efectos perjudiciales en el sistema nervioso, los riñones y los pulmones.

Valor nutricional del pescado mantequilla

El pescado mantequilla posee vitaminas nutritivas, minerales, proteínas magras y ácidos grasos omega-3. Es rico en sabor y por lo general no necesita extra de condimentos para darle sabor al cocinarlo. Un filete proporciona 45 calorías, junto con 6 gramos de proteína magra. De acuerdo con el Natural Resources Defense Council and American Pregnancy Association, puede consumirse dos veces por semana durante el embarazo.

Nivel más alto de mercurio

El pescado que debe evitarse durante el embarazo debido a su alto nivel de mercurio incluyen tiburón, pez espada, blanquillo, marlin, pez reloj anaranjado, caballa y atún ahi. Algunos pescados tienen un alto contenido de mercurio, pero todavía se pueden consumir con moderación. Pescado azul, corvina, el atún aleta amarilla, mero, caballa de golfo o español y el atún blanco enlatado debe limitarse a no más de tres porciones de 6 onzas por mes. Ten cuidado con el atún ya que los niveles de mercurio pueden variar en función del lugar donde fue capturado.

Nieles más bajos de mercurio

El pescado mantequilla se clasifica en el grupo "más bajo de mercurio", junto con las anchoas, el lenguado, el pez gato, el abadejo, el cangrejo doméstico, cangrejos, almejas, ostras, arenque, caballa del Atlántico Norte, salmón enlatado y fresco, vieiras, sardinas, salmonete, merluza, camarón, sábalo americano, lenguado, pescadilla, tilapia, pescado blanco y la trucha de agua dulce. El pescado categorizado como "bajo en mercurio" puede disfrutarse dos veces por semana. Otros peces clasificados como "bajos en mercurio" pueden consumir no más de seis veces al mes durante el embarazo. Esto incluye el pargo, róbalo rayado y negro, langosta, mahi mahi, la carpa, el bacalao de Alaska, fletán negro, corvina blanca del Pacífico, perca de agua dulce, rape, raya, pez sable, trucha de mar y el atún claro enlatado.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca slayton | Traducido por mary gomez