Pesas para las muñecas y fitness

El uso de pesas para las muñecas puede proporcionar beneficios adicionales a tu entrenamiento mediante el aumento de su intensidad, quemando más calorías. Las pesas para las muñecas también ayudan a un mejor entrenamiento de la parte superior del cuerpo al tonificar brazos y hombros durante una sesión de ejercicios aeróbicos que hace hincapié en la mitad inferior de tu cuerpo, y puedes usar pesas en las muñecas para convertir las actividades de rutina en entrenamientos. Pero hay que saber cómo usar las pesas de las muñeca correctamente y con cuidado, ya que generan posibilidades de lesiones.

Tipos

Las pesas para las muñecas vienen en dos estilos generales: puños elásticos para meter la mano o bandas que pueden apretarse con velcro o con una correa y una hebilla envolvente. El tipo envolvente tiene a veces el material de peso en los bolsillos, por lo que se puede ajustar el peso. Algunas pesas para las muñecas vienen con un agujero para el pulgar que evita que el peso se deslice hacia abajo al hacer ejercicio. Y algunos se ajustan casi como guantes sin dedos.

Tamaños

Las pesas para las muñecas vienen en una variedad de tamaños: 1, 2, 2 1/2, 3 y 5 libras son los más comunes. Es difícil encontrar la variedad de brazalete elástico más pesado de 2 1/2 libras. La envolvente se puede encontrar en los pesos pesados, incluyendo 10 libras, pero los tamaños más grandes requieren muñecas más grandes, también, de lo contrario la pesa se deslizará hacia arriba y hacia abajo en los brazos. Además de ser molesto, puede causar que las lesiones ocurran en cualquier momento.

Advertencia

Conoce los peligros del uso de pesas para las muñecas. Si usar pesas de 1 libra es bueno, podría parecer que 5 libras sería mejor. No tan rápido. Recuerda, tu brazo probablemente pesa en el rango de 10 libras, por lo que incluso un peso de 2 libras de muñeca es un aumento del 20 por ciento en el trabajo que tus músculos tienen que hacer para balancear tu brazo. Hay apalancamiento asociado. El exceso de peso en los extremos de tus brazos transfiere proporcionalmente la tensión a la línea de los codos y los hombros. Y colocar peso extra en tu cuerpo, incluso en forma de pesas para las muñecas, pondrá proporcionalmente más tensión a tus caderas, rodillas, tobillos y pies a medida que avanzas durante una carrera. También puedes alterar el equilibrio y la fuerza de tu cuerpo para compensar mediante la alteración de tu zancada, otra invitación a una lesión.

Guías del usuario

Evita el uso de pesas para las muñecas en ejercicios en los que el codo o el hombro deben detener un movimiento explosivo de la mano o si tu brazo se extiende tanto con el codo y el hombro para trabajar como palancas. Por ejemplo, el uso de pesas de la muñeca y lanzar una bola rápida es una muy mala idea. Los movimientos repetitivos, tales como recoger los brazos extendidos hacia los hombros, y los ejercicios de movimiento controlado, tales como el levantamiento de pesas, son mejores. Por ejemplo, si tienes pesas en incrementos de 5 libras, las pesas en las muñecas permitirán llenar los vacíos y construir tus entrenamientos de manera más gradual. Otro ejemplo: el uso de pesas para las muñecas mientras haces sombra de kick boxing o mientras haces otros ejercicios de artes marciales es buscar problemas, el uso de pesos de la muñeca para un régimen de bolsas de golpes funciona porque la bolsa, no el codo o el hombro, detiene el movimiento de la mano.

Mejora tus entrenamientos

Las pesas para las muñecas funcionan mejor para las caminatas que para las carreras porque puedes exagerar la oscilación natural de los brazos. Trata de correr y destruirá tu cadencia. Algunos otros ejercicios pueden mejorarse con pesas para las muñecas: saltar cuerda, hacer gimnasia, máquinas elípticas, máquinas de esquí, levantamiento de pesas y remo.

Entrenamientos con cautela

Las pesas para las muñecas te permiten construir un cierto valor del entrenamiento en tu rutina diaria. Utiliza pesas en las muñecas mientras usas la aspiradora. (No te olvides de usar ambos brazos.) ¿Necesitas pintar la puerta del garaje? Ponte las pesas. Incluso cepillarte los dientes se convierte en una sesión de ejercicios si tienes una libra extra en tu muñeca. Se creativo. Sólo recuerda que debes tener cuidado con los movimientos explosivos y con los movimientos en los que el hombro lleva el control total de tu brazo extendido.

Más galerías de fotos



Escrito por dale bye | Traducido por daniel cardona