Cómo persuadir a un niño para que vuelva a la escuela después de haber sufrido acoso

Los padres son naturalmente protectores de sus hijos pero tienen poco control sobre lo que sucede cuando sus hijos están en la escuela. Después de un incidente de acoso, el paso correcto para los padres es comunicarse con la escuela ya que son ellos quienes están legalmente comprometidos a proteger a sus alumnos. Sin embargo, incluso después de resolver el problema, los padres tienen que seguir haciendo sentir seguro a sus niños para volver a la escuela.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Comunícate con tu hijo sin emitir juicios. Deja a un lado tus emociones para una conversación en la cual puedas determinar sus miedos. Según Edward Dragan, Doctor en Educación y autor de “The Bully Action Guide” (La guía del acoso), los niños a menudo evitan discutir sus episodios de acoso debido a la vergüenza que causa. Así, evita los comentarios que suponen una debilidad de tu hijo como "sé valiente" o "deja de preocuparte". En lugar de eso, concéntrate en los sentimientos de tu hijo, dejando que se exprese completamente antes de dar sugerencias sobre cómo cambiar su mentalidad.

  2. Explícale la situación entre tú y la escuela. Deja que tu hijo sepa que el problema de acoso ha sido resuelto y que no volverá a suceder. Sé sincero al expresar esto, evitando exageraciones y diciendo algo para quitar la ansiedad; los niños pueden fácilmente ver a través de esas frases. Deberás evitar comentarios como "Estarás perfectamente seguro" en favor de los hechos, como "El director y tus maestros estarán controlando a quien cometió el acoso. Si él se te acerca, habla con tus profesores inmediatamente y ellos te ayudarán".

  3. Explícale a tu hijo que el acoso proviene de una falla para controlar las emociones. Utiliza ejemplos para ayudarlo a entender que los acosadores son sólo personas normales con malas decisiones: "Cuando la persona que acosa se enoja, golpea o dice malas palabras. Pero ¿qué hace la gente fuerte cuando se enoja?" Elige mejores respuestas para las emociones naturales como el enojo. Al ayudar a que tu hijo entienda la mentalidad de un acosador, su miedo será menos y probablemente responda de una forma apropiada.

  4. Enséñale a tu hijo cómo manejare posibles problemas futuros. Esquiva la urgencia de distorsionar el nivel de seguridad en la escuela y en lugar de ello deja que tu hijo sepa que los acosadores existen en cualquier parte. Elige soluciones sobre cómo lidiar con ellos. Si tu hijo tiene problemas con tener ideas para esto, ofrece algunas, como alejarse o caminar hacia una figura de autoridad. Haz un juego de rol con tu hijo para asegurarte de que sabe cómo actuar si se enfrenta a un problema con un acosador.

Más galerías de fotos



Escrito por damon verial | Traducido por aldana avale