¿Por qué algunas personas ganan peso más rápido que otras?

Una rápida ganancia de peso no siempre está relacionada con comer en exceso y ser perezoso. Los investigadores estiman que el aumento de peso y la obesidad son del 50 al 90% atribuidos a la composición genética de tu cuerpo. Haciendo el tema incluso más complejo, se cree que algunos genes son más vulnerables a las influencias externas, como el estrés y la privación de sueño. Aunque es posible que la mayoría de la gente mantenga un peso saludable con dieta y ejercicio, es mucho más difícil para algunos que para otros.

Leptina

Las células grasas en tu cuerpo producen y liberan una hormona llamada leptina: la hormona de la obesidad. La leptina es altamente responsable de determinar las necesidades calóricas de tu cuerpo mandando señales a tu cerebro. Si el nivel disminuye, tu cerebro sabe que tu cuerpo tiene hambre. Si se mantiene o sube, tu cerebro sabe que tu cuerpo no necesita ser alimentado. El nivel de leptina (o umbral de leptina) varía según el individuo, dependiendo de la genética. Los investigadores creen que las personas obesas pueden no obtener la señal de su cerebro para dejar de comer, una condición que se conoce como resistencia a la leptina.

Ghrelina

La ghrelina, una hormona del apetito segregada por el cerebro y el estómago, influye en el sistema de recompensa de tu cerebro. Esta hormona hace que la comida (particularmente la alta en calorías) parezca más apetecedora. Una persona que lucha contra el aumento de peso puede tener niveles más altos de ghrelina, haciendo que le sea más difícil resistirse a comidas no saludables. Se ha encontrado que las personas que luchan contra la privación del sueño tienen niveles más altos de ghrelina, lo que es una posible explicación sobre por qué la falta de sueño contribuye a aumentar de peso. Se estima que sólo una noche sin dormir puede aumentar los niveles de ghrelina.

Microbiomas intestinales

Los investigadores de la Washington University School of Medicine han descubierto diferencias entre personas obesas y delgadas en más de 300 genes bacterianos, muchos de los cuales están implicados en el metabolismo de carbohidratos y grasa. Las bacterias que viven en tus intestinos asisten en la digestión de la comida e influyen en la eficiencia con que funciona el metabolismo y absorben las calorías en tu cuerpo. Usando a gemelos obesos y delgados como sujetos, los investigadores han descubierto distintas diferencias en sus comunidades microbianas. Esto sugiere que la gente con sobrepeso puede no incorporar al metabolismo las calorías de manera tan eficiente como la gente delgada, debido al tipo de bacterias que se encuentra en sus intestinos.

Cortisol

Con una predisposición genética a ganar peso, algunas personas pueden incluso tener mayor dificultad para controlar su peso bajo ciertas condiciones, como el estrés. Cuando estás bajo estrés, tu cuerpo produce un químico llamado cortisol. Se cree que afecta directamente el almacenamiento de grasa y el aumento de peso en individuos estresados. Los investigadores creen que en esa gente con genes que los predisponen a ganar peso, ciertos genes que causan obesidad pueden, de hecho, florecer cuando el cuerpo produce mayor cantidad de cortisol debido al estrés.

Más galerías de fotos



Escrito por adrienne michalek | Traducido por natalia navarro