Cómo personalizar tu propio guante de béisbol

Una pieza de equipo que tiene todo jugador de béisbol, sin importar en qué posición juega, es un guante de béisbol. La mayoría de los guantes de regulación se ven más o menos igual, de cuero de color marrón o negro y cordones marrones o negros. Aunque la primera cosa que la mayoría de los jugadores van a hacer con un guante es tratar de gastarlo para ajustarlo mejor a su mano, hay ciertas modificaciones adicionales que puedes realizar si deseas que tu guante refleje tu personalidad o estilo de juego.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cordones de cuero crudo
  • Tijera
  • Punzón o herramienta puntiaguda similar
  • Tinte de cuero
  • Aceite para guante

Instrucciones

  1. Reemplaza los cordones de cuero crudo de tu guante con otros nuevos con los colores de tu equipo o tu color favorito. Puedes comprar los cordones de cuero crudo en las tiendas de manualidades y en línea en una amplia variedad de tonalidades. Cuando vayas a sustituir los viejos cordones, sólo retira una sección del cordón a la vez, córtalos o desata los nudos cuando sea necesario. Asegúrate de repetir el patrón de cordones con el nuevo cordón de cuero crudo, anudando el final antes de enhebrarlo a través de los agujeros. Cuando hayas terminado con cada sección, tira de los cordones tan fuerte como puedas sin romperlos, entonces anuda el extremo y recorta el exceso del cordón.

  2. Utiliza tinte de cuero para colorear la totalidad o parte de tu guante. Solo podrás teñir el guante de un color más oscuro, así que si quieres algo de colores brillantes, tendrás que comenzar con un guante que sea de color marrón claro. El tinte para la piel también podrá ser usado para dar un nuevo aspecto a un viejo guante que se haya desvanecido por la exposición al sol. Si bien hay muchos tintes de cuero en el mercado, tendrás que tener cuidado de no utilizar uno que vaya a dejar tu guante demasiado rígido. Varios participantes del Vintage Baseball Glove Forum, recomiendan los tintes que vienen en pasta en lugar de los líquidos ya que estos se pueden frotar uniformemente en el guante, o pueden ser utilizados para retocar las áreas desgastadas como la zona de los dedos.

  3. Haz bordar tu nombre en el guante o mejóralo con otro patrón de bordado decorativo, tal vez una bandera del estado o del país, o el logo del equipo. Como el bordado de cuero es algo que no es fácil de hacer en casa, tu mejor opción es conseguir este tipo de bordado comercialmente. Aunque la mayoría de los bordados personalizados se realizan en el momento de la compra del guante, hay algunas empresas que lo harán al guante que ya posees.

  4. Solicita un guante diseñado por ti mismo. Aunque algunos de los principales fabricantes no permitirán que hagas mucho más que tener tu nombre bordado en tu guante antes de comprarlo, otros te permitirán elegir el tipo de piel y color, el tono del cordón, modelo de la banda y si deseas o no añadir una pulsera o una bandera así como tu nombre.

  5. Modifica tu guante según sea necesario para que se adapte a tu estilo de juego. Si eres un jardinero, es posible que tengas que profundizar el bolsillo golpeando repetidamente una pelota contra el guante. Si eres un receptor, es posible que desees emular a Jason Varitek, quien es famoso por la "banda suelta" del guante de receptor que él dice que lo ayuda a enganchar moscas veloces y lanzamientos descontrolados. Con el fin de amoldar tu guante de la manera que te gusta, Varitek reemplaza el cordón de la banda con cordones de cuero crudo extra-largos.

Más galerías de fotos



Escrito por maria scinto | Traducido por jane laury