¿Una persona intolerante a la lactosa puede comer helado?

Aproximadamente 50 millones de estadounidenses sufren de intolerancia a la lactosa. De acuerdo con Ohio State University Medical Center. Esta condición afecta especialmente a las personas nativas estadounidenses, a las asiático-americanas y afroamericanas. En general, la intolerancia a la lactosa significa que debes evitar cualquier cosa que contenga leche pero aún así las personas intolerantes a la lactosa pueden disfrutar de un helado si tienen cuidado con las porciones o si utilizan algunas alternativas.

Intolerancia a la lactosa

Las personas intolerantes a la lactosa no tienen la habilidad de producir una enzima llamada lactasa, esta descompone la lactosa de los productos lácteos en el intestino grueso. Cuando no hay lactasa, el intestino delgado no puede digerir por completo la lactosa, lo que causa efectos secundarios desagradables. Cuando una persona con intolerancia a la lactosa ingiere algo que contenga lactosa puede sentir náuseas, gases, malestar e incluso diarrea y calambres abdominales. Los síntomas de la intolerancia a la lactosa son muy parecidos a los de síndrome de intestino irritable.

Helado

De acuerdo con Health Center at the University of Georgia, casi todos los helados tienen una alta concentración de lactosa, aproximadamente 11 g por taza. La crema, un producto lácteo hecho de la capa de grasa butírica de la leche fresca, es uno de los ingredientes esenciales del helado tradicional, además de los huevos y el azúcar.

Alternativas

La crema y el helado hecho de leche de soya es una muy buena alternativa para sustituir las versiones lácteas. Muchas tiendas de productos naturales venden helado de soya para intolerantes a la lactosa y vegetarianos; también otras tiendas pueden vender helado hecho con leche deslactosada. Si intentas hacer tus propios helados deslactosados puedes utilizar crema a base de soya. Las bacterias de algunos yogurs hechos con cultivos vivos pueden producir lactosa, una buena alternativa para reemplazar el helado son algunas variedades de yogur congelado.

Consideraciones

Algunas personas padecen de intolerancia a la lactosa cuando son niños pero cuando llegan a la adolescencia ya no son intolerantes. De manera similar puedes descubrir que puedes tolerar dosis pequeñas de lactosa pero las cantidades grandes desencadenan los síntomas. Puedes experimentar con porciones pequeñas de helado hasta que encuentres una cantidad que tu cuerpo tolere. Algunas personas intolerantes a la lactosa descubren que pueden comer helado pero sólo después de haber comido porque así el helado puede pasar a través del sistema digestivo.

Más galerías de fotos



Escrito por peter mitchell | Traducido por yarzeth ayala