¿Cómo hace una persona de 13 años para perder peso rápido?

No solo los adultos tienen sobrepeso. La obesidad adolescente es un problema muy peligrosos que promueve condiciones médicas serias, como la diabetes tipo 2. Afortunadamente, hay una variedad de métodos para despojarse de los kilos de más sin contar calorías o pasar numerosas horas en un gimnasio. Puedes perder peso rápidamente al cambiar los malos hábitos, y crear nuevos más positivos.

Ejercita 60 minutos por día

Ejercita al menos una hora cada día para eliminar los kilos rápidamente. Puedes ejercitar por 60 minutos de corrido, o divide el ejercicio en pasos más cortos. Cualquier tipo de actividad física cuenta como bailar, correr, andar en bici al colegio, tirar pelotas al aro de baloncesto durante el almuerzo o caminar a casa en lugar de manejar. También puedes unirte a algún deporte escolar o programa comunitario como gimnasia o ballet. En tu hogar, mantente activo con las tareas o incluso video juegos interactivos que estén diseñados para tu movimiento físico.

Reduce los tamaños de las porciones

Reduce los tamaños de tus comidas y aperitivos para bajar rápidamente el peso indeseado. Los restaurantes, almuerzos escolares y comidas empaquetadas algunas veces son servidas en porciones grandes, haciendo que el comer de más sea fácil sin que lo notes. La revista "Seventeen" recomienda verificar el tamaño de porción recomendado en las etiquetas de comida para que no termines comiendo dos o más porciones. Puede tomarte unos 10 minutos antes de recibir una señal de tu cerebro diciendo que estás lleno, así que come lentamente y detente cuando ya no sientas hambre.

Toma el desayuno

Toma el desayuno cada día. De acuerdo con Mayo Clinic.com, un desayuno nutritivo puede incrementar tu metabolismo, ayudándote a quemar más calorías a lo largo del día. Aunque los cereales altos en fibra y productos basados en trigo son ideales, puedes también comer un bocadillo de las sobras de la cena o comer frutas y nueces. El desayuno también puede mantenerte lleno por más tiempo, evitando que comas de más en las comidas o que te des el gusto de un bocadillo entre comidas.

No comas mientras estás distraído

Evita hablar por teléfono, mirar televisión, enviar mensajes de texto o jugar videojuegos mientras comes. Este tipo de distracciones te previenen de oír a tu cerebro diciéndote que estas lleno. En lugar de eso, siéntate en la cafetería o en la mesa de la cocina durante las comidas y meriendas. Come lentamente, saboreando cada bocado para que te sientas satisfecho incluso con menos comida de la usual en tu plato. Usa cubiertos, tomándote tu tiempo para cortar la comida, de ser posible, esto te ayudará a concentrarte en la comida y hacerla durar más.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por lautaro rubertone