¿Perjudica a tu espalda hacer ejercicio en una caminadora de banda?

Caminar sobre una caminadora de banda no es malo para la espalda. De hecho, hacer ejercicio sobre este aparato puede ser el ejercicio perfecto para relajar el dolor de espalda y prevenir nuevas lesiones. Caminar sobre la banda es una forma segura y suave que sirve para fortalecer los músculos que sostienen la columna vertebral, mejorar la salud de los huesos, disminuir el exceso de peso que puede causar lesiones en la espalda y estimular el cerebro haciendo que libere hormonas que alivien el dolor.

Caminar y el dolor de espalda

El ejercicio suave, como caminar o nadar, puede ser la forma más efectiva de recuperarse de un dolor de espalda. Caminar hace que el cerebro libere endorfinas que ayudan a contrarrestar el dolor y a fortalecer los músculos que sostienen la estructura de la espalda. Mientras que el dolor de espalda agudo puede requerir hasta de dos días de reposo en cama, el instituto National Institutes of Neurological Disorders and Stroke recomienda que te levantes y te muevas tan pronto como te sea posible, ya que el dolor de espalda puede empeorar si permaneces demasiado tiempo sedentario. Puedes sentir algo de molestias cuando comiences a estar de pie, pero esto desaparecerá a medida que construyas fuerza muscular. Sin embargo, si experimentas entumecimiento o dolor al caminar, lo mejor es dejar de hacer ejercicio y consultar a un médico.

Caminar y la prevención de lesiones en la espina

Además de acelerar tu recuperación, caminar y realizar otros ejercicios que no sacudan, ni tensen tu espalda, pueden ayudarte a prevenir que ocurran lesiones, ya que con éstas actividades podrás aumentar tu fuerza, estabilidad y flexibilidad, especialmente si padeces de irregularidades en la espina. También porque caminar es un ejercicio que te obliga a sostener tu propio peso y eso trae más salud a tus huesos que las actividades de bajo impacto como la natación o el ciclismo. Por otra parte, los beneficios cardiovasculares que obtienes al caminar pueden ayudarte a mantener un peso saludable. Esto significa menos estrés en los músculos de la espalda baja, por lo que ya no estarás susceptible a lesiones.

Consejos para caminar sobre la banda

Caminar sobre una caminadora de banda es mucho más seguro que otras formas de ejercicio, aunque es importante practicar una buena técnica para evitar lesiones y aumentar la resistencia. Antes de subirte sobre la banda debes ponerte zapatos atléticos de punta cerrada y hacer estiramientos suaves un par de minutos. Una vez que la banda empiece a correr, comienza a una velocidad baja durante los primeros minutos, y poco a poco aumenta la velocidad a un ritmo más moderado para elevar el ritmo cardíaco. Pero no debes aumentar la velocidad de la máquina tan alto que tengas que aferrarte a las barras de protección para mantener el ritmo, ya que esto puede provocar lesiones. Al caminar sobre la banda, hazlo de forma fácil y natural, como lo harías si estuvieras caminando al aire libre. Por último, mantén la inclinación de la banda plana, mientras te estás recuperando del dolor de espalda, ya que caminar en pendiente te obliga a inclinarte hacia adelante, poniendo la tensión en tu espalda baja.

Otros ejercicios para la salud de tu espalda

Además de caminar sobre la banda, hay otros ejercicios que pueden beneficiar a las personas con problemas de espalda como son los estiramientos, el yoga y otras actividades cardiovasculares de bajo impacto como la natación o el ciclismo. En particular, los ejercicios de estiramiento fortalecen los músculos del abdomen y de la columna vertebral, también pueden ayudar a prevenir problemas de espalda. Algunos ejemplos de ejercicios para el dolor lumbar incluyen el estiramiento en posición supina isquiotibiales, el estiramiento del gato, el tramo del camello, la inclinación de la pelvis, el rizo parcial y extensión de la cadera en decúbito prono, según señala University Michigan Health System. Caminar sobre una banda de cinco a 10 minutos antes de realizar cualquiera de estos ejercicios puede ayudarte a calentar los músculos para reducir el riesgo de lesiones. Los ejercicios para evitar problemas de espalda incluyen cualquier ejercicio que ponga tensión en la espalda baja y los deportes que implican contacto áspero, torsión o impacto repentino.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon george | Traducido por xochitl gutierrez cervantes