Períodos prolongados en adolescentes

Los períodos de las adolescentes son frecuentemente erráticos, irregulares e impredecibles durante los primeros años de menstruación. Requiere tiempo para que las hormonas se calmen en un patrón menstrual regular. Los primeros ciclos menstruales son especialmente probables de seguir un patrón errático, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics. Los períodos prolongados pueden indicar un problema de salud sin diagnóstico o conducir a otros problemas de salud.

Normas de la menstruación

El tiempo promedio entre períodos de 28 días, pero para las adolescentes, cualquier punto desde 21 a 45 días es normal. Para la edad de 19 o 20, el ciclo menstrual normal de una adolescente se establecerá, durando regularmente entre 21 y 34 días. El sangrado regularmente durante tres a cinco días, pero puede ser tan corto como dos días o tan largo como siete. La pérdida de sangre promedio durante un período menstrual es de alrededor de 30 ml, o 1 onza.

Problemas de coagulación

La causa más común para los períodos pesados en adolescentes también puede provocar un sangrado menstrual prolongado. Un desorden de coagulación llamado enfermedad de von Willibrand afecta a alrededor del 1% de estadounidenses; alrededor de una de cada seis adolescentes que llegan a un tratamiento en la sala de emergencias por períodos muy pesados tiene este desorden, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics. El sangrado menstrual que dura más de una semana puede indicar que una adolescente tiene este desorden, afirma MayoClinic.com. Las pruebas de sangre ayudan a diagnosticar esta enfermedad. Si tienes cualquier pregunta sobre tu hija adolescente y sus períodos, consulta con su pediatra para un seguimiento.

Desequilibrios hormonales

Un desequilibrio entre las hormonas sexuales, como el estrógeno, progesterona, y los andrógenos masculinos, como la testosterona (sí, las niñas producen esta hormona masculina dominante, al igual que los hombres producen pequeñas cantidades de estrógeno) puede provocar ciclos menstruales prolongados o pesados. Los niveles de andrógeno altos pueden provocar un síndrome de ovario poliquístico, llamado comúnmente PCOS. Las adolescentes con este síndrome no ovulan; el recubrimiento uterino se vuelve extremadamente grueso y después se rompe, dando como resultado un sangrado irregular o continuo. Las adolescentes con PCOS pueden sufrir también de acné y un exceso de vello facial y corporal. Las pruebas de sangre y un examen ginecológico de parte de su pediatra pueden diagnosticar el PCOS.

Problemas uterinos

Los problemas dentro del útero en si también pueden provocar un sangrado prolongado en adolescentes al igual que en adultos. Los crecimientos uterinos anormales, pero benignos, como los pólipos o los crecimientos fibrosos o cancerosos, pueden provocar un sangrado más allá del límite normal de siete días para el sangrado menstrual. Las adolescentes con un sangrado vaginal irregular, pero prolongado o errático, deben pasar por un examen ginecológico de parte de su pediatra.

Consecuencias

Las adolescentes que pierden 80 ml, o un poco menos de 3 onzas, de sangre en el flujo menstrual cada mes tienen un alto riesgo de tener anemia. Ser anémica, irónicamente, también incrementa el riesgo de un sangrado menstrual más prolongado o pesado. Las niñas adolescentes regularmente siguen dietas bajas en proteínas que pueden empeorar la anemia. Los síntomas de anemia incluyen palidez, fatiga, falta de aliento con el ejercicio, irritabilidad y tendencias incrementadas hacia el sangrado y los hematomas. una prueba de sangre simple puede determinar si una adolescente está anémica. Los suplementos de hierro y el tratamiento para disminuir el sangrado anormal ayudan a tratar la anemia. Si tú o tu adolescente tiene cualquier preocupación, pregunten a su pediatra.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por laura de alba