Periodos frecuentes en las adolescentes

Las adolescentes no siempre tienen periodos regulares, sobre todo cuando comienzan a menstruar. Con el tiempo, sin embargo, la mayoría de las niñas experimentan periodos regulares que se producen en promedio, cada 21 a 45 días. Si tu hija está sangrando con más frecuencia que eso, o más frecuentemente que lo que se convertido en algo normal para ella, debes hacer una cita con su médico para descubrir la causa. En muchos casos la causa no es otra cosa que el que su cuerpo se está acostumbrando a tener un período, pero en algunos casos existe una razón médica subyacente por la que sangra más a menudo de lo que debería.

Periodos normales

De acuerdo con el sitio web KidsHealth, la mayoría de las jóvenes tienen su primer período entre los 10 y 15 años de edad, pero el número de días entre los períodos, así como el número de días que tu hija tiene el sangrado puede variar de una forma mucho más significativa. Mientras muchos médicos se refieren a una media del ciclo de 28 días, éste no es siempre el número mágico para las muchachas adolescentes. El primer día del ciclo de su hija es el primer día de su período, pero el número de días hasta el primer día de su próximo periodo puede variar mes a mes. Si sangra frecuentemente antes de los 21 días, o sangra más de lo que notó como normal para ella, es necesaria la atención médica.

Pubertad y frecuencia de los periodos

En muchos casos, la razón por la que tu hija podría estar sangrando con mayor frecuencia es porque su cuerpo se está acostumbrando a todo el proceso de tener un periodo. Durante los dos primeros años después de su primera menstruación, el cuerpo de tu hija se está ajustando a la formación de la pared uterina, la liberación del óvulo y luego a expulsar éste revestimiento del útero. Mientras que sus hormonas y sustancias químicas en el cerebro responsables de la reproducción se ajustan a sus nuevas funciones, puede tener períodos irregulares, incluyendo períodos que vienen cada dos o tres semanas en lugar de seguir un ciclo mensual regular, de acuerdo con KidsHealth. Un ciclo de 21 días es normal para muchas jóvenes y mujeres y podría ser lo normal para ella también.

Causas médicas

En algunos casos hay un problema médico subyacente que está causando que tu hija sangre con mayor frecuencia de lo que debería. Los fibromas, que son crecimientos no cancerosos en el útero, pueden causar sangrado irregular y frecuente. La endometriosis, que es tejido uterino que se ha trasladado a las trompas de Falopio o a los ovarios en vez de haber sido expulsada durante un período, también puede causar sangrados más frecuentes, de acuerdo al sitio web Family Doctor. Un problema de la tiroides también puede causar sangrado irregular o más frecuente. Cualquiera de estas condiciones debe ser diagnosticada por un médico y ser inmediatamente tratada para prevenir complicaciones posteriores.

Consideraciones adicionales

Si tu hija adolescente es sexualmente activa, el sangrado más frecuente podría ser debido a un aborto involuntario. Si tu hija sospecha que ésta es la causa, busca atención médica para asegurarte de que su cuerpo está sanado. El exceso de estrés o de presión debido a los exámenes en la escuela o a un gran juego que viene, también pueden causar que tu hija sangre con mayor frecuencia. Esto se debe a que las hormonas del estrés afectan la forma en que el cerebro segrega otras hormonas que juegan un papel en el proceso de la menstruación, reporta KidsHealth. Si tu hija sangra dos veces en un mes, podría pensar que está sangrando con más frecuencia de lo normal. Sin embargo, si tiene un ciclo corto, por ejemplo de 21 ó 24 días, un periodo podría llegar a principios de mes por lo que el próximo podría comenzar al final de ese mismo mes. Eso sería considerado normal y no debe ser una causa de preocupación, de acuerdo a Kate Kelly, autora de "The Teen Health Book".

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por francisco roca