Período de tiempo para bajar el peso ganado durante el embarazo

Bajar de peso después de tener un bebé puede sentirse como un proceso largo y lento. La cantidad de tiempo que se tarda en perder peso después del parto varía mucho de una mujer a otra, y depende sobre todo de si estás amamantando y qué tipo de dieta mantienes. La paciencia es una gran habilidad que debes cultivar como una nueva mamá, y a menudo es la respuesta cuando se trata de la pérdida de peso después del parto. Puede tomarte tanto tiempo como el que tardaste en ganar peso -o más tiempo-. Es de ayuda centrarse en comer alimentos sanos, enteros y alimentarte a ti mismo y a tu nuevo bebé, en lugar de centrarse en tu barriga.

Dieta posparto consciente en la salud


Durante la lactancia, se recomienda seguir comiendo un extra de 500 calorías por día en comparación con lo que ingerías antes del embarazo.

Se necesita un montón de energía para criar a un bebé recién nacido -el período de puerperio no es un buen momento para comenzar una dieta o restringir excesivamente la ingesta calórica. En particular, durante la lactancia, se recomienda seguir comiendo un extra de 500 calorías por día en comparación con lo que ingerías antes del embarazo, que pueden totalizar entre 2.000 y 2.500 calorías por día. Asegúrate de obtener alrededor de 75 gramos de proteína por día para satisfacer las necesidades de producir leche para tu bebé durante todo el día -tanto las fuentes animales como las proteínas vegetarianas completas pueden satisfacer esta necesidad-. En vez de contar calorías, céntrate en comer alimentos integrales ricos en nutrientes como frutas, verduras, cereales integrales, carne y productos lácteos orgánicos y peces capturados en la naturaleza. Evita los alimentos procesados ​​y los carbohidratos simples como el azúcar, que son vacíos de nutrición para ti y tu bebé, y que dificultan la pérdida de peso de forma natural después del parto.

Beneficios de la lactancia materna en la pérdida de peso


Aunque no todas las madres consideran que la lactancia materna es una opción viable, tiene un enorme valor, tanto para ti como para tu bebé.

Aunque no todas las madres consideran que la lactancia materna es una opción viable, tiene un enorme valor, tanto para ti como para tu bebé. La pérdida extrema de peso en el primer año después del nacimiento de tu bebé podría llevar a una caída en la producción de leche, y agotar tus reservas de nutrientes. El mejor plan para bajar de peso después del parto es una dieta saludable combinada con actividad física moderada -ser lento y constante es la clave-. Muchas mujeres encuentran que la lactancia materna después del parto apoya la pérdida de peso -el cuerpo utiliza la grasa acumulada durante el embarazo específicamente para convertirla en leche para tu bebé, por lo que debes permitir que el cuerpo haga su trabajo con la lactancia materna y las libras (kg) se irán naturalmente.

Ejercicio moderado

Incluso las mujeres más activas tienen que tomarlo con calma por un período de tiempo después del nacimiento para que el lugar donde la placenta se unía al útero pueda sanar. La hemorragia postparto es normal durante tres o cuatro semanas, pero si se prolonga más puede ser una señal de que estás tratando de hacer demasiada actividad física, según la partera Suni Karl. El ejercicio postparto temprano puede incluir actividades de senderismo y yoga. A medida que tu cuerpo se cure de la inmensa tarea del nacimiento puedes incluir más variedad en tu rutina física, pero no exageres. Andar en bicicleta, natación, Pilates y el senderismo son todos adecuados para volver a estar en forma y perder peso de manera natural en el año después del nacimiento.

Consejos rápidos

No te centres en cuánto tiempo tardarás en perder peso, sino más bien en la forma de mejorar tu dieta y mantenerte físicamente activa mientras disfrutas de tu nuevo bebé. Come una dieta con alimentos enteros y no limites las calorías a menos que sea aconsejado por tu médico. Come cuando tengas hambre y evita comer por aburrimiento o por comodidad. Puede ser útil mantener los dulces fuera de la casa para evitar la tentación, pero no te olvides de recompensarte de vez en cuando con un regalo especial.

Más galerías de fotos



Escrito por amy myszko | Traducido por eliana belen doria