¿Las perforaciones de nariz dejan cicatrices?

Las perforaciones de nariz son generalmente seguras y no causan cicatrices en condiciones normales y saludables. Sin embargo, para algunas personas, la infección, alergia o tendencia natural del cuerpo a producir un exceso de tejido cicatrizal puede conducir a las cicatrices. Un buen cuidado de la perforación, tal como evitar la fricción y la limpieza adecuada de la herida, puede recorrer un largo camino hacia la prevención de las cicatrices, de acuerdo con la Association of Professional Piercers. Afortunadamente, los dermatólogos pueden ayudar a tratar las cicatrices que se produzcan.

Aparición

La cicatrización es una respuesta sana y normal a una lesión. Entre mas grande sea la lesión y el tiempo que tarde en sanar, más probabilidades tienes de desarrollar una cicatriz, según la American Academy of Dermatology. Hay dos tipos básicos de cicatriz: las cicatrices comunes y las cicatrices queloides. Las más comunes son por lo general pequeñas, planas, de color rosa o marcas de color carne que se desvanecen con el tiempo. Las cicatrices queloides son cicatrices levantadas que parecen burbujas. Las queloides pueden seguir creciendo hasta que son mucho más grandes que el área con el tejido lesionado. No todas las personas que se perforan la nariz desarrollan cicatrices, sin embargo, las personas propensas a las queloides tienen una alta probabilidad de desarrollar una en el sitio perforado.

Conceptos erróneos

Algunas personas confunden los efectos secundarios del proceso de curación natural de cicatrización con condiciones que conducen a la formación de cicatrices, y retiran sus piezas. El enrojecimiento, la hinchazón de abscesos, formación de costras y pequeños abscesos conocidos como espinillas penetrantes son parte normal del proceso de curación, según señala la Association of Professional Piercers. Dejar la pieza en su lugar ayuda a fomentar la curación más que no quitarla, porque la eliminación de una pieza cuando hay infección puede conducir a un absceso. Cuanto más daño a los tejidos haya, más probable es que la perforación produzca una cicatriz. Si sospechas una infección o cicatriz, habla con tu perforador o un profesional de la salud antes de decidir sacar la pieza.

Prevención

Cuanto más cuidas tu perforación de la nariz, menos probabilidades tendrás de tener cicatrices relacionadas con la infección y la cicatrización inadecuada. Mantén la perforación de la nariz limpia lavando el área con jabón antibacteriano suave. Deja la pieza por lo menos seis semanas o hasta que la perforación esté completamente sanada. Extraerla de manera temprana puede conducir a una infección o un absceso, lo que podría conducir a la cicatrización. Mantén tus manos alejadas de la perforación y evita la tentación de tocar o jugar con él. Evita la exposición al sol, mientras el tejido cicatriza.

La eliminación de cicatrices comunes

Muchas personas piensan que las cicatrices son permanentes, y mientras que están, las cicatrices más comunes disminuyen o desaparecen por completo con el tiempo, según la Academy of Dermatology. Si te molestan, las cicatrices comunes pueden ser removidas por medio de cirugía, tratamientos de la piel con láser o tratamientos de microdermabrasión en el consultorio del dermatólogo.

La eliminación de las cicatrices queloides

Las cicatrices queloides son difíciles de manejar y suelen regresar después del tratamiento, por lo que tu dermatólogo tendrá que desarrollar un plan de tratamiento para estas cicatrices. El tratamiento de queloides puede implicar cirugía, vendajes de presión, inyecciones de corticosteroides y cremas tópicas que tratan de evitar que el queloide vuelva a crecer. Las personas que regularmente desarrollan queloides deberían considerar evitar futuras perforaciones o tomar precauciones especiales para ayudar a reducir su formación, según FamilyDoctor.org.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por lourdes villaseñor