Cómo perdonar a un hijo

Según qué hizo tu hijo para ponerte en la circunstancia de tener que pedir tu perdón, puede ser tan fácil como dar un abrazo y aceptar sus disculpas o puede ser algo en lo que tienes que pensar por un tiempo. Perdonar a otros por causarte dolor y daño puede ser liberador. Eso no significa, sin embargo, que sea fácil aceptar una disculpa y ofrecer tu perdón, incluso a tu propio hijo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Reconoce lo que te hizo tu hijo y experimenta tus sentimientos, según recomienda Maureen Healy, fundadora de Growing Happy Kids, para PsychologyToday.com. Si no lo haces, no podrás aceptar las disculpas de tu hijo y ofrecer tu perdón. Por ejemplo, aún si se disculpó ya, si estás dolido y triste, permítete reconocer que tu hijo te hizo sentir de esta manera. Puedes sentirte dolido y triste.

  2. Ned Hallowell, psiquiatra y autor del libro "Se atreven a perdonar" recomienda reflexionar sobre las circunstancias. Pregúntate a ti mismo lo que podrías haber hecho de diferente manera para cambiar esta circunstancia, si hiciste algo para provocar el daño infligido a tu hijo y si puedes verte perdonándolo y seguir adelante con una mejor relación.

  3. Dile a tu hijo que quieres perdonarlo, según recomienda Healy. Esto no quiere decir que debas perdonarlo en ese instante. De hecho, si sientes que en el futuro lo puedes perdonar, hazle saber que deseas perdonarlo, pero que necesitas más tiempo para superar el dolor y aceptar tus sentimientos.

  4. Cuando estés listo, dile a tu hijo que lo perdonas y luego deja ir todo conflicto, según recomienda Healy. Por esta razón, es importante tomar la cantidad adecuada de tiempo para pensar en tu perdón y aceptar la circunstancia. De lo contrario, puede que todavía no estés listo para perdonar a tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por analia moranchel