¿Por qué estoy perdiendo peso de todas partes excepto de los michelines?

Nadie puede predecir exactamente cómo es que va a perder peso, ya que los patrones de adelgazamiento varían en gran medida de una persona a otra. Tiene mucho que ver con tu información genética, que también tiene influencia en la distribución de grasa del cuerpo. Algunas personas tienden a perder peso de manera casi inmediata de sus caderas y muslos, mientras que otros ven la grasa de su estómago simplemente desaparecer. Sin embargo, los michelines han probado ser problemáticos para casi todo el mundo.

Grasa corporal

Inicialmente, la gente pierde la mayoría del peso en las áreas del cuerpo con la mayor cantidad de tejido graso. Si aumentaste la mayoría de tu peso en el estómago, esta es el área en la que verás la reducción más significativa de grasa. Los michelines, por otro lado, son acumulaciones relativamente pequeñas de tejido graso, de manera que tu cuerpo no necesariamente se enfocará en esas áreas hasta más adelante en tu proceso de pérdida de peso. Algunas veces, es la última área grasa que quemarás.

Pérdida de peso

Debido a que ya estás perdiendo peso, la mitad de la batalla está ganada. Eventualmente tu cuerpo convertirá esos paquetes de grasa en energía. Solo que tomará tiempo, así que continúa siguiendo esa dieta de calorías controladas y haciendo ejercicio regular para promover el adelgazamiento. Esto no necesariamente significa que no deberías revalorar lo que estás haciendo para perder el peso. La gente comúnmente llega a lo que es conocido como una "meseta" en su proceso de adelgazamiento, así que es posible que necesites recortar una cuantas calorías más de tu dieta, así como incrementar la intensidad o duración de tu entrenamiento para acelerar los resultados.

Reducción localizada

Conforme incrementas la intensidad o duración de tus entrenamientos, incluye también algunos ejercicios abdominales en tu rutina. Aunque no hay manera de reducir de manera localizada esos michelines, los ejercicios que trabajan los abdominales y los oblicuos pueden ayudarte a conseguir una apariencia más delgada una vez que hayas perdido la grasa. Las flexiones (crunches), sentadillas (sit-ups), planchas (planks) y giros (twists), todos ayudan a fortalecer y tonificar la parte media del cuerpo; pero no hacen nada para quemar grasa en realidad.

Recomendación

Si alcanzaste tu peso objetivo y sigues luchando con los michelines, habla con un nutriólogo y con un entrenador personal. Un nutriólogo podrá valorar mejor tu dieta y ayudarte a hacer cambios que podrían beneficiarte para poder perder esos michelines, mientras que un entrenador personal puede establecer una rutina de trabajo que puede ayudarte a librarte de el exceso de grasa restante.

Más galerías de fotos



Escrito por dana severson | Traducido por reyes valdes