Perdiendo grasa dura vs. grasa blanda

Quemar más calorías que las que consumes es la clave para la pérdida de grasa de cualquier tipo.

Quemar más calorías que las que consumes es la clave para la pérdida de grasa de cualquier tipo.

Los investigadores están estudiando si la grasa subcutánea o grasa blanda, y la grasa visceral o grasa dura, debe ser combatida de manera diferente. Se necesitan más investigación antes de llegar a una conclusión. Para bajar cualquier tipo de grasa, sin embargo, debes planear quemar más calorías que las que consumes. Consulta a tu médico para obtener ayuda para desarrollar un plan de pérdida de peso.

Tipos


La grasa visceral puede aumentar el riesgo de ciertas enfermedades.

La grasa visceral o grasa dura, se encuentra en lo profundo de la cavidad abdominal en los espacios entre los órganos internos. La grasa visceral se asocia con alteraciones metabólicas y el aumento de riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2, de acuerdo con la Harvard Medical School. En las mujeres, está vinculada con problemas de cáncer de mama y de vesícula biliar. La grasa subcutánea o grasa blanda, se encuentra debajo de la piel y se acumula sobre todo en la parte inferior del cuerpo. Las hormonas y la herencia afectan dónde se distribuye la grasa en el cuerpo.

Pérdida de peso


El ejercicio es muy útil para la eliminación de la grasa subcutánea.

El ejercicio puede ser especialmente útil para la eliminación de la grasa subcutánea, según un estudio realizado en 2007 en "Medicine and Science in Sports and Exercise". Las mujeres jóvenes sedentarias fueron divididas en tres grupos de investigación: un grupo control, un grupo que redujo las calorías y hacía ejercicio una o dos veces a la semana, y un grupo que comía normalmente y que se ejercitaba tres o cuatro veces a la semana. Los dos grupos que hacían ejercicio perdieron la misma cantidad de grasa corporal, pero el grupo que únicamente se ejercitó perdió más grasa subcutánea. La pérdida de grasa visceral parece estar más afectada por la dieta.

Resultados contradictorios


El ejercicio te puede ayudar a perder más grasa visceral.

Otro estudio sugiere que el ejercicio puede ayudar a perder más grasa visceral que la grasa subcutánea. En un estudio de 2000 publicado en la revista "Lipids", mujeres no obesas siguieron un programa de ejercicio moderado regular sin hacer ningún cambio en la dieta durante seis meses. Mientras que no perdieron peso, perdieron grasa, la mayoría grasa visceral.

Consejos


Para perder peso, quema más calorías que las que consumes.

Para bajar de peso, el objetivo es quemar más calorías que las que consumes. Incluye tanto ejercicio como dieta en tu programa de pérdida de peso. La Harvard Medical School recomienda la actividad física de intensidad moderada regular entre 30 y 60 minutos por día para controlar el peso, especialmente si estás tratando de perder grasa abdominal visceral. El entrenamiento de fuerza también puede ayudar a combatir la grasa desarrollando los músculos, lo que aumenta tu metabolismo. Sigue una dieta nutritiva también. Concéntrate en los carbohidratos complejos y proteínas magras. No sigas una dieta rápida, que hace que tu cuerpo se aferre a la grasa por estar en ayuno.

Más galerías de fotos



Escrito por erin beck | Traducido por esteban arenas