Pérdida de peso y un sabor metálico en la boca

La pérdida de peso y un sabor metálico en la boca son efectos secundarios de varios medicamentos y por lo general no son indicativos de una reacción severa. Sin embargo, el sabor metálico y otras alteraciones del gusto son un gran problema en la población anciana. Cuando las personas mayores experimentan este efecto secundario de los medicamentos, la pérdida de apetito y pérdida de peso no saludables tienden a ocurrir, lo que lleva a una disminución en la actividad diaria y las tasas más altas de institucionalización e incluso muerte.

Vitamina D

Si estás tomando la vitamina D para ayudar a perder peso, presta atención a la dosis. Los Institutos Nacionales de la Salud califica los suplementos de calcio más vitamina D como "posiblemente eficaces" para bajar de peso. Benefician principalmente a las mujeres que no estaban recibiendo suficiente calcio en la dieta antes de la suplementación. La mayoría de las personas no experimentan efectos secundarios de los suplementos de vitamina D, pero si tomas demasiada, podrías conseguir un sabor metálico en la boca, junto con náuseas, fatiga, dolor de cabeza y sequedad de boca. Si experimentas estos síntomas, disminuye la dosis de vitamina D y consulta con tu médico.

Litio

La pérdida de peso y un sabor metálico en la boca son ambos reportados como efectos secundarios del litio, un medicamento utilizado para tratar la depresión maníaca. La distorsión del sabor, el sabor salado y la sed son otros efectos secundarios relacionados. La pérdida de peso puede estar acompañada de náuseas, diarrea o anorexia. El aumento excesivo de peso, en lugar de la pérdida de peso, también puede ocurrir. Si estás tomando litio, dile a tu médico si experimentas cualquier efecto secundario para que tu dosis pueda ser ajustada en consecuencia.

Úlcera péptica

La pérdida de peso, junto con dolor abdominal, pérdida de apetito, hinchazón y náuseas, podría ser un síntoma de una úlcera péptica, una llaga en el revestimiento del estómago o el duodeno. Las úlceras pépticas son causadas por la bacteria H. pylori o por el uso excesivo de medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno y la aspirina. En el caso de las úlceras inducidas por H. pylori, el tratamiento implica una combinación de medicamentos antibióticos y salicilato de bismuto. Un sabor metálico en la boca es un efecto secundario común de las tabletas de bismuto.

Letrozol

El letrozol, un tratamiento del cáncer de mama que se comercializa bajo el nombre de marca Femara, tiene pérdida de peso y un sabor metálico como dos efectos secundarios menos comunes que por lo general, no requieren atención médica. Si estás tomando letrozol, otros efectos secundarios son a la vez más frecuentes y más graves, como el de mama o dolor en el pecho, síntomas parecidos a la gripe, depresión, dificultad para respirar e hinchazón en los pies o las piernas. Informa a tu médico si experimentas cualquiera de estos efectos secundarios.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah barnes | Traducido por carlos alberto feruglio