Pérdida de peso inexplicable con diabetes

Podrías ser consciente de que como un desorden metabólico, algunas formas de diabetes vienen con exceso de peso. Pero la diabetes también podría causar una caída súbita de peso. De hecho, muchos pacientes que en última instancia son diagnosticados con diabetes primero acuden a su médico con las preocupaciones sobre la pérdida de peso inexplicable. Varios mecanismos están detrás de este síntoma. La pérdida de peso puede ocurrir como consecuencia de la hiperglucemia, deshidratación, degradación muscular y problemas con tu tiroides.

Azúcar en sangre alto

Aunque tanto el tipo 1 como el tipo 2 de diabetes pueden implicar una pérdida de peso bastante dramática durante varios días en el inicio de la enfermedad, suele ser más común entre las personas con el tipo 1. En ambos casos, la causa es que tu cuerpo es incapaz de enfrentarse adecuadamente a la insulina. El trabajo de la insulina consiste en transportar la glucosa de los alimentos que comes a tus células para proporcionar energía para todo el trabajo que se requiere para mantenerte con vida. Sin embargo, la mayoría de los diabéticos de tipo 1 no producen insulina. Los diabéticos de tipo 2 o no producen suficiente insulina o sus cuerpos no responden adecuadamente. En consecuencia, incluso si comes normalmente, el azúcar en la sangre simplemente se acumula y se excreta en la orina. Esto provoca la pérdida de peso, pero también podría dañar tus órganos si no recibes tratamiento. Si experimentas una pérdida de peso inexplicable, superando el 5% de tu peso corporal dentro de los días, acude a tu proveedor de atención médica tan pronto como sea posible.

Deshidratación

Otro síntoma de la diabetes asociada a la pérdida de peso es la micción frecuente. Cuando orinas con más frecuencia y no bebes lo suficiente para reemplazar el líquido perdido, te deshidratas. La micción aumenta en diabetes, porque tus riñones tienen que trabajar más duro para filtrar el exceso de glucosa en tu sistema. La glucosa aumentada en la orina extrae líquido de los tejidos. Cuando pierdes la glucosa a través de la orina, también pierdes calorías. Esto, así como la deshidratación, puede llevar a la pérdida de peso rápida.

Rotura muscular

La diabetes mal controlada puede provocar pérdida de peso a través del músculo, según un informe publicado en el "British Medical Journal". Los científicos en este estudio encontraron que la deficiencia de la insulina encontrada en la diabetes disminuye tanto la síntesis del músculo como aumenta su descomposición. En un posterior metaanálisis publicado en el "Journal of Nutrition", estos resultados fueron confirmados, con el informe diciendo que el reemplazo de la insulina ayuda a disminuir este efecto de la enfermedad. Sin embargo, como el músculo constituye hasta el 36% del peso medio de una mujer y hasta un 45% del peso de un hombre, el desgaste muscular puede conducir a la pérdida de peso a través de la diabetes.

Hipertiroidismo

Las personas con diabetes tienen una mayor prevalencia de padecer trastornos de la tiroides que las personas sin diabetes, según el Dr. Patricia Wu. La tiroides es una glándula que produce hormonas dentro del cuello que se sitúa por encima de la clavícula, justo debajo de la piel. La tiroides ayuda a establecer la tasa metabólica. Con el hipertiroidismo, las glándulas producen demasiada hormona y provocan la pérdida de peso. Wu explica que esta disfunción puede empeorar el control del azúcar en la sangre y requiere que tomes más insulina. También hace que tu hígado produzca más azúcar en la sangre y esté vinculado a una mayor resistencia a la insulina. De hecho, dice Wu, las cantidades excesivas de hormona tiroidea en el torrente sanguíneo pueden revelar una diabetes latente. Un importante signo de hipertiroidismo es la pérdida de peso. También acelera el ritmo cardíaco y provoca sudoración y temblores, síntomas que se parecen mucho al azúcar bajo en la sangre. El médico te aconsejará sobre cómo controlar tu azúcar en la sangre para entender los efectos de las fluctuaciones de hipertiroidismo y el azúcar en la sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por angela ogunjimi | Traducido por maria gloria garcia menendez