Pérdida de peso después del parto

Diez libras es la cantidad de peso promedio que se pierde durante el nacimiento de un niño. El peso del bebé, la placenta y el líquido amniótico cuentan para esta pérdida de peso. Por hasta dos semanas después de dar a luz, la madre continuará perdiendo peso debido a la pérdida de líquidos corporales; sin embargo, seguirá reteniendo 7 libras de grasa corporal.

Definición

El postparto es el término utilizado para definir el período de seis meses a un año de tiempo seguido después del nacimiento. Después de parir, una madre experimentará cambios emocionales y físicos. Estos cambios pueden incluir contracción del útero, mamas inflamadas, pérdida de menstruación, abdomen blando, marcas de estiramiento y lactancia. Debido al aumento de las hormonas, una madre puede experimentar leves cambios emocionales entre tres y diez días seguidos al parto. Estos sentimientos incluyen tristeza, irritabilidad y llanto. Una de cada ocho madres experimentan una tristeza extrema conocida como "depresión postparto" que puede durar tres meses o más. Si una madre experimenta una pérdida de interés en las actividades, dificultad de concentración, problemas para dormir o pensamientos suicidas deberá consultar con un profesional de la salud.

Consideraciones

La cantidad de peso a perder y la rapidez con la que se perderá dependerá de cuánto peso haya aumentado durante el embarazo, cuánto ejercicio hace la madre, cómo es su metabolismo y si está o no amamantando. La pérdida de peso segura recomendada para madres primerizas o lactantes es una libra y media por semana, que se puede lograr disminuyendo el consumo de calorías por 500 o a través de un aumento de la actividad física. Puede llevar un mínimo de seis meses volver al peso previo al embarazo.

Beneficios de amamantar

La lactancia quema de 500 a 600 calorías extras por día. Según la entidad La Leche League International, determinados estudios han descubierto que las mujeres que amamantan pierden más peso y tienen caderas más delgadas que las que utilizaban fórmulas para alimentar a su bebé. La pérdida de peso significativa puede disminuir el suministro de leche, por lo tanto los médicos le recomiendan a las madres primerizas esperar hasta que pasen seis semanas después del parto para cortar significativamente el tamaño de las porciones.

Implicaciones del ejercicio

Las mujeres que tienen un parto vaginal generalmente pueden comenzar a hacer ejercicios después de su primera cita posterior al parto con el médico o tres a cuatro semanas después. Quienes dan a luz por cesárea pueden comenzar a hacer ejercicios entre seis a ocho semanas después del parto. Los médicos recomiendan comenzar con ejercicios suaves como caminar, hacer yoga o pasear al bebé alrededor de la casa. Sin embargo, advierten contra el ejercicio de levantar objetos pesados y caminar de más porque esto aumenta el sangrado y previene la curación natural. Los ejercicios Kegel se recomienzan para estirar los músculos del abdomen, la base pélvica y la vagina. Se deben tomar ciertas precauciones con los abdominales por la separación del abdomen; algo que se conoce como "diastis recti" es común después de tener un bebé. Si el abdomen de la madre tiene una separación de dos o más dedos de ancho, deberá consultar con su médico.

Opinión de un experto

Mayo Clinic recomienda que las madres primerizas consuman alimentos de alto contenido de fibras como frutas, verduras, alimentos integrales y agua para perder peso. Estos alimentos de alto contenido de fibra mantendrán saciadas a las madres por más tiempo y ofrecerán el alimento que ella y su bebé necesitan. La Junta de Asesoramiento Médico de BabyCenter sugiere restringir las grasas saturadas que se encuentran en los productos horneados, mientras que debe aumentar el consumo de grasas poliinsaturadas que se encuentran en el aceite de oliva, el aguacate y las nueces. La Junta de Asesoramiento Médico también recomienda comer cinco a seis comidas pequeñas por día para mantener altos los niveles de energía y el metabolismo más activo para perder peso.

Más galerías de fotos



Escrito por sara holliday, mft, cpt, hhp | Traducido por aldana avale