Pérdida de peso al beber leche al 2%

Añadir leche a tu plan de comidas es una forma sabrosa de cumplir con tus necesidades de calcio, pero si eliges leche al 2% es posible que no estés tomando la mejor decisión para bajar de peso. Los lácteos bajos en grasa, que incluyen a la leche al 2% y al 1%, son una alternativa saludable a los refrescos, bebidas como jugos con azúcares añadidos y leche entera. Sin embargo optar por la leche descremada puede mejorar tu pérdida de peso aún más.

Nutrición de la leche baja en grasa

La leche al 2% contiene 125 calorías por taza, por lo que puede añadirse fácilmente en una dieta baja en calorías. Una taza de leche al 2% también contiene 8.53 gramos de proteína y 12.18 gramos de carbohidratos. Con 314 gramos de calcio, 397 gramos de potasio y 500 UI de vitamina A, la leche fortificada al 2% te ayuda a satisfacer tus necesidades de macronutrientes. El U.S. Department of Agriculture recomienda que los adultos tomen tres porciones de lácteos bajos en grasa diariamente.

Beneficios de la leche baja en grasa

Un estudio publicado en el "British Journal of Nutrition" del año 2011 descubrió que la leche mejoraba la sensación de saciedad después de una comida, lo que indica que puede ayudarte a permanecer satisfecho durante más tiempo y evitar atracones de bocadillos no saludables entre comidas. Si eliges la leche al 2% obtienes menos calorías que al consumir leche entera pero aún puedes disfrutar el sabor cremoso de la leche que a menudo se pierde en su variedad descremada y al 1%.

Desventajas de la leche al 2%

Beber 3 tazas de leche al 2% al día, una taza con cada comida, añade 375 calorías a tu dieta diaria. Si consumes mucha leche al 2% es posible que tengas que reducir calorías en otras áreas de tu dieta para alcanzar tus objetivos de pérdida de peso. La leche al 2% también contiene 4.7 gramos de grasa por taza, de los cuales 3 gramos son grasas saturadas, el tipo que contribuye a las enfermedades cardíacas. La American Heart Association recomienda consumir del 25 a 35% de tus calorías diarias o menos en forma de grasa y limitar la grasa saturada a menos del 7% de tus calorías diarias. Un alto consumo de leche puede colocarte por encima de este límite incluso si te encuentras dentro de tu cantidad diaria de calorías permitidas, especialmente si otros alimentos que comes durante el día contienen grasa saturada.

Opciones bajas en calorías

Elegir leche al 1% o leche descremada puede reducir tu consumo de calorías total y al mismo tiempo darte todos los beneficios de la leche. La leche descremada tiene 91 calorías por taza, por lo que cambiar a este tipo de leche te ahorraría más de 100 calorías al día si consumes una taza de leche regularmente con el desayuno, almuerzo y cena. La leche descremada también es más baja en grasa, con solamente .66 gramos por taza, por lo que cambiar podría ayudarte a mantener tu consumo de grasa en un nivel bajo también.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por juliana star