Cómo perder rápidamente la grasa del vientre en los niños

Los niños desarrollan grasa corporal cuando comen más calorías de las que queman mediante la actividad física. La probabilidad de desarrollar problemas de salud tales como el asma, enfermedades del corazón, diabetes y apnea del sueño aumenta en niños con sobrepeso u obesidad. Sin embargo, los niños con exceso de grasa abdominal pueden estar en mayor riesgo de desarrollar problemas de salud. Afortunadamente, puedes ser capaz de tratar o prevenir el exceso de grasa del vientre en tus propios hijos, instituyendo hábitos saludables para tu familia.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Temporizador
  • Juguetes activos tales como bicicletas y pelotas
  • Frutas
  • Granos enteros
  • Verduras
  • Lácteos bajos en grasa
  • Grasas poliinsaturadas como el pescado y las nueces
  • Colchoneta

Instrucciones

  1. Apaga el televisor, los videojuegos y la computadora después de dos horas. Porque el instinto natural de la mayoría de los niños es jugar, serán más propensos a participar en la actividad física si no tienen fácil acceso a actividades sedentarias tentadoras. Cuando tus hijos estén en frente del televisor, no permitas que tomen refrigerios, esto los motiva a levantarse y moverse durante las pausas comerciales. Si tienes un niño de 2 años o menos, la American Academy of Pediatrics recomienda mantener el apagado del televisor hasta los años preescolares.

  2. Fomenta al menos una hora de juego al aire libre por día. La grasa del vientre se quema mejor a través de ejercicios de intensidad moderada todos los días, antes que con cualquier otro método. Tus hijos pueden obtener de forma natural al menos una hora de juego activo si no están encerrados en el interior viendo televisión, pero también es posible que tus hijos estén en actividades sedentarias, tales como la lectura y el dibujo. Motívalos a jugar al aire libre mediante la inversión en equipos de diversión al aire libre, tales como columpios, bicicletas, triciclos, cuerdas para saltar y pelotas. Además, únete a la diversión mediante la creación de juegos familiares de captura, como la etiqueta y el baloncesto.

  3. Fomenta el ejercicio de fortalecimiento. Los ejercicios de fortalecimiento no sólo impulsan el equilibrio de los niños y la conciencia del cuerpo, sino que también ayudan a construir músculos, que queman calorías a un ritmo más rápido que la grasa. Los niños pequeños de 6 a 8 años de edad pueden empezar a hacer actividades simples de fortalecimiento como pull-ups y flexiones, siempre y cuando estén preparados para seguir las instrucciones y centrarse en la técnica adecuada, de acuerdo con el American Council on Exercise. Con la ayuda y la supervisión constante, anímalos a hacer 10 a 15 repeticiones de siete a ocho sencillos ejercicios dos o tres veces por semana. Consulta a un entrenador o instructor certificado de asistencia adicional si te sientes mal preparado para instruir a tus hijos.

  4. Prepara comidas nutritivas. Los niños pueden tener exceso de grasa en el vientre cuando comen demasiadas grasas saturadas y trans, y no comen suficientes frutas, vegetales y granos enteros. Compra la cantidad suficiente para abastecer a tus hijos con sus cinco frutas y verduras diarias, incluye un grano entero como el arroz integral o pan de grano entero con cada comida y sirve productos bajos en grasa o lácteos descremados.

  5. Ofrece, listos para comer, bocadillos saludables como trozos de manzana, queso de hebra bajo en grasa y mantequilla de maní en apio. Al medio día, los niños tienden a dar bocadillos de dulces y refrescos para reducir la sensación de hambre, si estos están disponibles en la despensa y el refrigerador. Sin embargo, los salvarán del consumo de calorías vacías y los ayudarás a satisfacer sus necesidades nutricionales diarias si te aseguras de que ninguna de sus opciones de bocadillos haya llegado desde el pasillo de comida chatarra.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu pediatra antes de intentar ayudar activamente a tus hijos a perder peso. Él llevará a cabo los exámenes necesarios y hará recomendaciones sanas basadas en sus necesidades individuales.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por rafael ernesto díaz