Cómo perder peso en el vientre 3 meses después del embarazo

El peso del vientre puede parecer particularmente difícil de perder después de un embarazo. En el transcurso de los nueve meses anteriores, tu cuerpo se preparó para el bebé estirando los músculos de tu abdomen, cambiando la forma de tus caderas y ampliando tu piso pélvico. Si bien es probable que no estés satisfecho con la apariencia y la fuerza de tu estómago después del parto, puedes perder peso del vientre después de un embarazo con un poco de diligencia.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Equipo de entrenamiento de fuerza
  • Carreola para correr

Instrucciones

  1. Considera tu dieta. Si estás amamantando, ya estás quemando calorías adicionales a través de esto; consulta a tu médico antes de la reducción de calorías para que no pongas en peligro el suministro de leche. Si no estás amamantando, reduce 500 calorías diarias para perder una libra por semana, dice MedlinePlus. Aunque la reducción de zonas específicas es imposible a través del déficit calórico, tu cuerpo normalmente se dirige primero a las áreas de tu cuerpo con la mayor capacidad de almacenamiento de energía. Si tienes más peso en el abdomen, lo más probable es que comiences a ver un cambio en unas pocas semanas.

  2. Habla con tu médico para saber si estás listo para comenzar a hacer ejercicio de nuevo. La mayoría de las mujeres en buena forma, que hacían ejercicio regularmente durante el embarazo o que tuvieron partos vaginales sin complicaciones son capaces de empezar a hacer ejercicios ligeros a los pocos días del parto. Las mujeres que no son deportistas regulares, que han tenido complicaciones o sufrido una cesárea, pueden tener que esperar un poco más antes de que sea seguro ir al gimnasio.

  3. Vuelve a la pista, camino o caminadora. Si tu médico te da el visto bueno, se recomienda cardio ligero para muchas de las nuevas madres como una forma de volver a un estilo de vida saludable y activo sin causar tensión indebida en el cuerpo. El ejercicio cardiovascular te ayudará a quemar calorías, aumentando tu déficit calórico para quemar el máximo de peso del vientre. Informa a tu médico sobre cualquier sangrado causado por el ejercicio y date tiempo para volver a la intensidad de tus entrenamientos antes de quedar embarazada.

  4. Llega a tu peso, con el permiso de tu médico. Si te han autorizado, mejora la apariencia de tu vientre, centrándote en entrenamientos de la base inferior, como haciendo levantamientos de pierna, flexiones de rodilla y levantamientos de cadera, y levantamientos de bancas de pierna. Como bono adicional, el entrenamiento de fuerza no sólo puede ayudar a mejorar la fuerza y ​​reducir el tamaño de tu estómago, sino también ayudará a mejorar el aspecto de tu estómago, ayudando a reforzar la piel.

  5. Incluye a tu bebé en tus entrenamientos. Si has regresado a los entrenamientos de cardio regular, una carreola para correr te obligará a mejorar la participación de los músculos de tu centro para empujar la carreola delante de tu cuerpo. Muchos clubes de salud también ofrecen clases para mamá y bebé que te permiten quemar calorías mientras le muestras a tu hijo la importancia de la aptitud física.

Consejos y advertencias

  • Escucha a tu cuerpo. Dar una vuelta alrededor de la cuadra es fácil, agrega otra. Cuando tres series de 10 ejercicios de fuerza del tren inferior son demasiado, reduce a una o dos series.
  • Si experimentas cualquier dolor, sangrado o cualquier sensación anormal, consulta a tu médico antes de continuar con tu rutina de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por aj carpenter | Traducido por esteban arenas