Cómo perder peso rápidamente sin hacer ejercicio

En menos de un mes no tienes suficiente tiempo para perder una gran cantidad de peso, especialmente sin hacer ejercicio. Sin embargo, puedes poner en práctica algunos cambios de vida que mejorarán tu salud y ayudarán a una pérdida gradual pero constante de peso. Evita ayunos o dietas de moda que te piden eliminar grupos completos de alimentos, ya que estos planes ponen tu salud en riesgo. En su lugar, crea un déficit de calorías al remplazar alimentos con alto contenido calórico por alimentos saludables, bajos en calorías que te harán sentir más satisfecho. Si necesitas perder peso por razones médicas o para prepararte para una cirugía, habla con tu doctor acerca de un plan que te dé un impulso para perder peso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Ingiere toronjas sin endulzar en el desayuno. El experto en nutrición Dr. Mehmet Oz atribuye al gran contenido de fibra, y agua, y la vitamina C con la sensación de saciedad, regulación de la digestión y eliminación de grasas de tu organismo.

  2. Elimina alimentos altos en azúcar, ácidos grasos parcialmente hidrogenados (trans fat), grasas saturadas y harinas refinadas de tu dieta. Estos alimentos añaden calorías vacías y poca nutrición. Reemplázalas con fruta fresca, vegetales frescos, leguminosas, granos integrales sin azúcar y porciones moderadas de grasas vegetales como aguacate. semillas, nueces y aceite de oliva.

  3. Si cenas fuera, ordena una deliciosa ensalada con aderezo ligero.

    Reduce el tamaño de tus porciones. Quédate con una sola porción de alimentos saludables. Cuando comas fuera de casa, ordena del menú ligero o apégate a la opción de una ensalada con aderezo ligero o una sopa a base de caldo. Si creas un déficit diario de 500 calorías por debajo de la cantidad normal que requiere tu cuerpo, puedes perder una libra (454 g) por semana.

  4. Toma mucha agua. Los refrescos, las bebidas de café con jarabes, las bebidas con jugo, batidos de frutas embotellados y el agua de sabores agregan calorías a tu dieta. El agua te mantiene hidratado y promueve una buena digestión. Si tomas unos sorbos de agua mientras comes, lo harás más lentamente y dejarás de comer antes.

  5. Añade actividad a tu día. No necesitas ejercicio para elevar tu frecuencia cardiaca. En su lugar, inicia tu mañana jugando con tus mascotas o paseando al perro. Realiza sentadillas mientras trabajas en el jardín y estírate mientras limpias la casa. Camina mientras hablas por teléfono o ves televisión.

Consejos y advertencias

  • Utiliza platos más pequeños para que parezca que estás comiendo tus porciones normales. No mires televisión o leas mientras comes. Al hacerlo, tiendes a perder el hilo de lo que has ingerido al estar distraído.
  • Platica tus objetivos de pérdida de peso con tu doctor antes de empezar cualquier plan de dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por nina makofsky | Traducido por iliana koster