Cómo perder peso con pasta integral

La pasta integral no es un alimento especialmente bajo en calorías. Eso no significa que no puede ser una parte sana de tus esfuerzos para perder peso. Las pastas hechas de granos enteros proporcionan hidratos de carbono complejos, fibra insoluble y otros nutrientes. Debido a su contenido de fibra y la lentitud con la que el cuerpo la digiere, la pasta de grano entero es una abundante comida que te mantiene la sensación de satisfecho mucho más tiempo que la pasta de granos refinados. Además de ayudar a tu esfuerzo de pérdida de peso, las pastas hechas de granos enteros ayudan a promover las funciones digestivas saludables, ayuda a equilibrar los niveles de colesterol bueno y malo y puede disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Sírvete la mitad de pasta de grano entero de lo que te servirías de pasta de granos refinados. Esta tarda menos en llenarte, por lo que puedes reducir a la mitad fácilmente tu consumo de calorías de la pasta.

  2. Agrega una buena cantidad de verduras a la salsa que estás preparando para la pasta de grano entero. Usa cualquier verdura que desees que complemente la salsa, como la espinaca (spinach), el brócoli (broccoli), la coliflor (cauliflower), las zanahorias (carrots), las legumbres (legumes), el calabacín (zucchini), calabaza (squash) u otras. Utilízalas para llenar el plato, que puede parecer ligero cuando tomas mucha menos pasta de lo que estás acostumbrado. Los vegetales hacen que tu comida parezca más satisfactoria, y lo es, gracias a su alto contenido de fibra. Esto, por supuesto, añade una variedad de otros nutrientes a tu plato de pasta de grano entero, también.

  3. Prepara una fuente de proteínas con tus platos de pasta de grano entero, ya que este es el otro nutriente que más llena, además de la fibra. Esto te permite comer menos calorías para perder peso. Da preferencia a los mariscos, pollo sin piel, la soya y las legumbres, ya que tienen menos calorías y grasas saturadas que las carnes rojas. Haz albóndigas de carne picada de pollo o pavo. Agrega tofu, camarones o vieiras a los platos de linguini de grano entero.

  4. Bebe un vaso grande de agua con tu comida de pasta de grano entero. Toma un sorbo o dos entre cada pocos bocados y come los alimentos lentamente. Extiende tu comida para que dure más de 20 minutos, para que tu cuerpo tenga tiempo para señalar que has tenido suficiente para comer. Esto hace que sea menos probable que te levantes para repetirte, o para conseguir un postre después de la comida. Beber más agua también es importante para prevenir el estreñimiento al aumentar tu consumo de fibra.

  5. Opta por las salsas a base de tomate bajas en calorías en lugar de las salsas más altas en calorías a base de crema y mantequilla. Ligeramente cubre la pasta integral con aceite de oliva u otra grasa insaturada saludable para el corazón como un sustituto para recetas que requieren de crema o mantequilla.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por enrique alejandro bolaños flores