¿Porqué no puedo perder peso nadando?

La natación puede ayudarte a alcanzar la pérdida de peso que desees y también a poner en forma a tu corazón y a tus pulmones. Hay varios factores de éste deporte que te ayudan a perder peso. Ciertos estilos de natación y rutinas de ejercicios queman calorías con más eficacia que otros. La dieta también juega un papel importante. Algunos cambios en la rutina de natación y la dieta puede ser todo lo que necesitas para perder más peso con la natación.

Nadando para quemar calorías

Quizás no estés quemando tantas calorías como crees. El número de calorías que quemas por minuto mientras nadas depende de su peso, sexo, nivel de habilidad y el tipo de braseada que utilizas. Las personas con sobre peso, los hombres y los nadadores menos calificados queman más calorías por minuto. Las ejercicios de pecho y espalda queman menos calorías, alrededor de 360 y 480 calorías por hora, respectivamente. El estilo libre o crol desgasta 600 calorías por hora, mientras que el estilo mariposa ​​quema un máximo de 900 calorías por hora. Hacer ejercicios acuáticos aeróbicos queman menos calorías que otros estilos de ejercicios de natación.

Ganar músculo

Aunque la natación proporciona principalmente ejercicios cardiovasculares, también trabaja cada grupo muscular. Eso significa que la natación puede causar aumento de la masa muscular especialmente en la parte superior del cuerpo. El músculo es más denso que la grasa ya que una libra de músculo ocupa sólo alrededor del 22 % del espacio que ocupa 1 libra de grasa. Debido a esto es posible que aumentes el peso muscular mientras pierdas peso de la grasa. Es difícil que ganes un peso muscular significativo a menos que aumentes la ingesta diaria de calorías después de hacer natación.

La importancia de la dieta

La natación intensa no será suficiente para reducir el peso si no estás alimentándote bien. Sólo el 1% de los participantes en el registro nacional de control de peso sólo hacen ejercicio y mantienen con éxito un peso saludable. La gran mayoría que es el 89% hace dieta y ejercicio. Para perder peso debes reducir 500 calorías al día de tu dieta actual. Los dulces, las grasas saturadas y los productos hechos de granos refinados como el pan blanco y las pastas deben ser los primeros en irse. Reducir el tamaño de las porciones también pueden ayudar.

Mejora la rutina

El entrenador Michael Collins señala que el entrenamiento con intervalos quema más calorías que nadar sin parar en un artículo en la edición de la revista Shape de julio de 2004. El entrenamiento con intervalos intercala ejercicio moderado con ráfagas cortas de ejercicio intenso. Collins sugiere nadar 50 yardas luego descansar durante 30 segundos y repetir esto 10 veces. Nada las primeras repeticiones a un ritmo más lento luego aumentar la velocidad en las siguientes repeticiones y nada la última repetición lo más rápido posible. Incluso las repeticiones cortas de ejercicio intenso pueden provocar lesiones y si tienes algún problema de salud deberías consultar a un médico profesional antes de intentar este tipo de entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole langton | Traducido por jose fortunato