Cómo perder peso en muslos, estómago, caderas y brazos con ejercicio

El exceso de peso en el estómago varía en el peso de muslos, caderas y brazos. Debido a su cercanía con los órganos principales, la grasa del estómago, que se le conoce como visceral, aumenta el riesgo de colesterol alto, enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. La grasa en las áreas adyacentes se conoce como subcutánea y se encuentra bajo la piel. La mejor manera para quemar esas libras es a través de una rutina de ejercicio sólida. Al reducir tu peso y tonificar tus músculos, le darás a tu cuerpo una apariencia delgada y en forma.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Escoge una forma de ejercicio cardiovascular que sea de tu agrado. Correr, subir escaleras, nadar, remar y ciclismo son todas buenas formas para escoger. Haz ejercicios en intervalos con tus entrenamientos para asegurarte un consumo de calorías máximo. Comienza con un calentamiento leve por cinco minutos, luego ejercita a una intensidad elevada por 20 minutos. Reduce la intensidad durante 40 segundos, luego incrementa otra vez. Alterna ida y vuelta durante 30 minutos y termina con enfriamiento leve de cinco minutos.

  2. Enfócate en todas tus áreas de interés en los ejercicios de pérdida de peso. Incluye tantos ejercicios compuestos como te sea posible. Estos funcionan más que los de un músculo a la vez que ocasionan una cantidad elevada de requerimientos. Añadir músculo no sólo mejora tu tono muscular, si no que también aumenta tu ritmo metabólico de descanso. Realiza ejercicios como desplantes, sentadillas, trabajos con pesas, dips, giros y abdominales de bicicleta. Empieza con 10 a 12 repeticiones y realiza de 4 a 5 series por ejercicio.

  3. Utiliza una técnica adecuada para cada ejercicio. Mueve los pesos a través de un rango completo de movimiento, y siempre debes estar al pendiente de la posición corporal. El movimiento errónea más leve puede conducir a una lesión. Para empujes, párate con los pies juntos, y sostén las pesas a tus lados con las palmas viendo hacia dentro. Da un paso al frente con tu pie derecho y desciende doblando tus rodillas hasta los 90 grados. No dejes que la rodilla del frente pase los dedos del pie o la rodilla de atrás que toque el piso mientras haces esto. Levántate a tu posición original y repite el movimiento con la pierna izquierda y altérnalos. Mantén tu espalda estirada y tu núcleo apretado.

  4. Haz ejercicio con frecuencia y en un horario regular para ver mejores resultados. Realiza tres entrenamientos en intervalos y tres entrenamiento para perder peso a la semana. Haz los entrenamiento alternando días entre ellos. Continúa ejercitando cada semana para asegurarte que pierdas peso en muslos, estómago, caderas y brazos.

  5. Únete a una liga recreacional de deportes para promover la pérdida de peso. Fútbol de bandera, dodgeball, tenis, baloncesto y hockey sobre hielo todo involucran una cantidad elevada de actividad física. Esto, en turno, impulsa el consumo calórico y contribuyen a una pérdida de peso en todas las áreas de interés. Toma otras oportunidades para realizar más actividades en tu día, así como jugar atrapadas en el parque, ir a caminar en la tarde y estacionarte en partes lejanas en los estacionamientos.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de prestar atención en tu dieta. Todo el ejercicio que hagas no tendrá sentido si tienes malos hábitos alimenticios. Funciona mejor si limitas el consumo diario consumiendo alimentos con elevado valor nutricional. Basa tu dieta en frutas, vegetales, carnes magras, pescado, granos completos y productos bajos en grasas.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por héctor muñoz