Cómo perder peso de manera lenta y constante

Con la obesidad y el sobrepeso en aumento en nuestra sociedad actual, no es de extrañar que un estimado de 108 millones de estadounidenses se encuentren actualmente a dieta, con muchos de ellos tratando de someterse a una de estas dietas cuatro o cinco veces al año, de acuerdo con el programa "20/20" de ABC. Mientras que algunas dietas prometen que perderás peso rápidamente, la opción más saludable es lograr una pérdida de peso lenta, pero constante a un ritmo de sólo 1 a 2 libras por semana. La clave es hacer simples cambios en tu estilo de vida y alimentación que son fáciles de integrar en tu vida diaria sin forzarte a hacer cambios extremos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Elimina todas las bebidas endulzadas con azúcar añadida. Por ejemplo, si acostumbras beber sólo una lata de 12 onzas de soda al día y la eliminas de tu dieta, podrías perder aproximadamente 15 libras en sólo un año, de acuerdo con el "Journal of the American Medical Association". Reemplaza las bebidas azucaradas con agua, a la que el University of Rochester Medical Center llama la "opción número 1 para la pérdida de peso. El agua no es sólo libre de calorías, sino que también puede acelerar tu metabolismo para ayudarte a quemar más calorías a largo plazo.

  2. Duerme lo suficiente, intentando alcanzar de siete a ocho horas de sueño cada noche. La falta de sueño puede hacerte sentir más hambre y reducir tu control de impulsos, lo que puede causar que comas de más. La falta de sueño también puede crear un aumento repentino y temporal en hormonas como el cortisol, que está relacionado con un incremento en la retención de grasa abdominal.

  3. Agrega alimentos ricos en fibra. Un estudio del "Journal of Nutrition" observó a un grupo de mujeres por dos años. Se descubrió que las mujeres que comen unos 8 gramos extra de fibra por cada 1,000 calorías de comida perdieron unas 4.5 libras extra mientras que las mujeres que comieron menos fibra, en realidad aumentaron de peso. Cambia los alimentos bajos en fibra por sus contrapartes ricos en fibra. Por ejemplo, come naranjas en lugar de tomar jugo de naranja y prefiere el arroz integral al blanco.

  4. Ejercítate más, enfocándote en lograr por lo menos 2.5 horas de ejercicio aeróbico de intensidad moderada, como trotar, cada semana. La meta de perder peso es quemar más calorías de las que consumes y el ejercicio puede ayudar con eso. Al mantener una dieta constante pero simplemente quemar unas 500 calorías extra cada día por medio del ejercicio, puedes perder aproximadamente una libra de peso cada semana.

Consejos y advertencias

  • Trata de no comer mientras miras televisión o de otro modo te distraerías. En lugar de eso, enfócate en tu comida. Esto te ayudará a reconocer rápidamente cuando ya no tienes más hambre. De otra forma, tu cerebro se distraerá y puedes simplemente comer de más, porque no estarás poniendo atención a tu comida.
  • Habla con tu médico antes de cambiar tu dieta o comenzar un nuevo régimen de ejercicios. Todo el mundo es diferente y pueden existir condiciones de salud preexistentes y pueden afectar lo que funcionaría mejor para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua duvauchelle | Traducido por reyes valdes