Cómo perder peso si estás en una silla de ruedas

Millones de estadounidenses, jóvenes y mayores, batallan con perder peso. La pérdida de peso es un viaje personal que requiere de disciplina en los campos de nutrición y ejercicio. Las personas en sillas de ruedas tienen un reto extra, ya que no pueden mover tanto su cuerpo como la mayoría de las personas. El movimiento corporal limitado disminuye las opciones que tiene una persona en cuanto a ejercicio y esto también puede disminuir su motivación. Es muy posible para las personas en sillas de ruedas el perder peso, pero necesitan poner un esfuerzo extra en el proceso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • DVDs o videos de ejercicios en silla de ruedas
  • Alimentos bajos en calorías como frutas, verduras y caldos
  • Botella de agua

Instrucciones

  1. Reduce las calorías ingiriendo alimentos bajos en grasas en lugar de alimentos procesados altos en grasas y calorías. Una libra equivale a 3.500 calorías. Por tanto, para poder perder peso debes ya sea disminuir la ingestión de calorías o quemar más calorías. Comer 500 calorías menos por día te ayudará a bajar una libra por semana. Al eliminar la grasa de tu dieta automáticamente comerás menos calorías, ya que la grasa contiene más calorías por gramo que los carbohidratos o las proteínas. Intenta cambiar de leche entera a leche de 1 por ciento para eliminar una buena cantidad de calorías. Comer más frutas y verduras y menos alimentos procesados también te puede ayudar a perder peso. Los alimentos que tienen un contenido alto de agua o de aire te ayudará a sentirte satisfecho por más tiempo sin agregar muchas calorías. Intenta las sopas a base de caldo o palomitas de maíz para que te sientas satisfecho.

  2. Elige beber agua en lugar de jugos o sodas. Las bebidas que contienen calorías generalmente no promueven la sensación de estar satisfecho. Puedes beber uno o dos vasos de leche baja en grasa por día ya que es rica en calcio para la salud de los huesos. Durante el resto del día, intenta llevar una botella de agua adonde quiera que vayas. De esta manera podrás estar siempre hidratado y resistirás la urgencia de ingerir bebidas altas en calorías.

  3. Mantén tu movilidad y quema calorías saliendo de casa y rodando adonde necesites ir. Entre más te quedes en casa inmóvil, menos calorías quemarás. Si necesitas salir a una tienda, intenta ir tú mismo en lugar de pedirle a alguien más que vaya por ti. Utilizar tu silla para moverte utiliza músculos en tus brazos y quema calorías.

  4. Compra una línea de DVDs de acondicionamiento que se especialice en ejercicios en sillas de ruedas. "Sit and Be Fit" es una línea específica de videos de ejercicios diseñados para las personas en sillas de ruedas. El sitio Web oficial explica que estos videos de 30 minutos fortalecen muchas partes diferentes del cuerpo. Haz lo más que puedas lo importante es que hagas el esfuerzo. Trata de ejercitarte con un programa para sillas de ruedas por lo menos cinco días por semana. También podrías rentar estos DVDs o videos de tu biblioteca local sin costo.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah davis | Traducido por glen boyd