¿Puedo perder peso sin ejercicios cardíacos?

Es completamente posible perder peso sin poner un pie en una máquina de ejercicio cardíaco. Quienes odian estos ejercicios o no pueden hacer actividades como correr, andar en bicicleta o nadar, tienen una variedad de opciones para perder peso o mantener su número actual en la balanza. Hay algunas reglas simples a seguir.

La dieta del reloj

Una regla de la pérdida de peso que siempre debes tener en cuenta. Debes consumir menos calorías de las que consume tu cuerpo. Una libra de grasa consiste en 3.500 calorías. Para perder una libra por semana, necesitarás consumir 500 calorías menos por día. Esto es fácil de lograr cuando se agrega actividad. Si puedes quemar 250 calorías a través de un entrenamiento de fuerza o de otras actividades livianas, sólo deberás comer 250 calorías menos para lograr una pérdida.

Consume alimentos que no sean densos de energía

Las comidas de energías densas son alimento de tamaño pequeño, pero llenos de calorías, haciendo que sea fácil pasarte. Los vegetales, las pastas integrales, las legumbres, los pescados, las aves sin piel y los lácteos sin grasa son ejemplos de comidas que no son de energías densas y son opciones inteligentes para perder peso. Esto aún deja espacio para dulces como el chocolate negro o las comidas horneadas bajas en grasas hechas con harina de trigo integral.

Entrenamiento de fuerza

Una libra de grasa ocupa más espacio físico que una libra de músculo. Si quieres verte magro y perder peso sin ejercicios cardíacos, el entrenamiento de fuerza es tu solución. Sólo levantando pesos se activa tu metabolismo para la siguiente hora mientras tu cuerpo recupera y reconstruye los músculos. El levantamiento de peso ayuda a aumentar la masa muscular magra y ayuda a tu cuerpo a quemar calorías de manera más eficiente, haciendo que sea más fácil controlar tu peso.

Mantente en movimiento

Sentarte constantemente es una de las peores cosas que puedes hacer para tu metabolismo. Para ayudar a mantener las calorías vívidas y quemándose, haz un hábito de estacionar lejos de la entrada de la tienda, usa las escaleras en lugar del ascensor y responde algunos correos en persona en la oficina, cualquier cosa para levantarte y mantenerte en movimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. robert manning | Traducido por sebastian castro