Cómo perder peso con ejercicios de fisioterapia

La fisioterapia involucra métodos naturales como ejercicio, masaje, y equipo de manipulación y de adaptación para ayudar a rehabilitar a los pacientes después de una lesión o de haber sufrido trastornos de movimiento. Por lo general, realizas ejercicios de fisioterapia en baja intensidad ya que su propósito es el de reducir y evitar la rigidez y no promover la pérdida de peso. Sin embargo, si los realizas de manera correcta y los combinas con otras actividades además de una dieta saludable es muy fácil perder peso con este tipo de ejercicios.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

    Cómo perder peso con ejercicios de fisioterapia

  1. Haz todos los ejercicios que te prescriba tu fisioterapista con la técnica perfecta y con frecuencia de la forma en que te aconseje. Existen muchos ejercicios de fisioterapia diseñados para mejorar ciertas condiciones. Para la rehabilitación debes seguir exactamente los que te aconseje el fisioterapista. Aunque los ejercicios no son demasiado exigentes sí queman calorías y aumentan tu ritmo cardiaco, lo que ayuda a perder grasa.

  2. Incluye otros ejercicios en tu programa de entrenamiento que no tengan efectos adversos en tu lesión. Por ejemplo, si la terapia involucra las rodillas es muy posible que puedas realizar algunos ejercicios para la parte superior del cuerpo usando máquinas. De igual manera, si tienes lesiones en la espalda, los hombros o en el cuello entonces haz series ligeras de soporte de piernas, extensiones y pesas pueden mejorar tu programa de ejercicio sin afectar tu condición.

  3. Camina, nada o haz círculos, si puedes. El Center for Disease Control and Prevention recomienda que los adultos hagan por lo menos 2 1/2 horas en ejercicio cardiovascular de baja intensidad cada semana. Esto es apenas el mínimo para mantener tu salud y tu peso. Para perder peso es posible que necesites aumentar esta cantidad o consumir menos calorías. Si tienes una lesión en la parte superior del cuerpo caminar, trotar y hacer círculos son buenos ejercicios cardiovasculares que puedes realizar. Si tienes una lesión en la parte inferior del cuerpo, nadar es una buena opción. Habla con tu fisioterapista sobre el programa de ejercicio para asegurarte que no pones en riesgo tu lesión.

  4. Sigue una dieta balanceada de control de calorías. La dieta es tan importante como el ejercicio para perder peso. La USDA recomienda que la mayoría de los hombres y de las mujeres consuma entre 2.000 y 3.000 y de 1.800 a 2.400 calorías al día, respectivamente para mantener el peso, dependiendo de la edad, el peso y los niveles de actividad. Comienza por la parte media de estas reglas y ajusta tu ingesta de acuerdo con tu progreso de pérdida de peso. Basa tu dieta con proteínas magras como la carne, el pescado y lácteos bajos en grasa, carbohidratos de granos enteros, frutas y verduras y las grasas de las nueces, las semillas y aceites saludables como el aceite de oliva.

Más galerías de fotos



Escrito por mike samuels | Traducido por karen angelica malagon espinosa