Cómo perder peso después de la ligadura de trompas

Luego de una ligadura de trompas, quizás te preocupe que los cambios en tus hormonas haga que perder peso te resulte más difícil. Los efectos de la ligadura de trompas en los niveles hormonales ha sido un tema de debate, pero los efectos hormonales siguen estando no probado, según una revisión de estudios informados en la edición de febrero de 1998 de "Fertiliy and Sterility". La ligadura de trompas destruye las partes de las trompas de Falopio, lo que hace imposible que el óvulo viaje al útero y se implante. Si quieres perder peso después de una ligadura de trompas, es dudoso que vayas a experimentar cualquier cambio hormonal que afectará tu pérdida de peso.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Recupérate de tu cirugía antes de comenzar tu dieta. La ligadura de trompas a menudo se hace a través de varias diminutas incisiones en el abdomen. El tiempo de recuperación oscila de uno a siete días. Como puedes experimentar incomodidad abdominal por varios días, quizás no quieras iniciar una dieta que podría afectar tus hábitos intestinales y aumentar la incomodidad, como una dieta de alto contenido de fibra.

  2. Elige una dieta apropiada. Algunas dietas, como las que tienen bajo contenido de carbohidratos que causan ketosis, puede no ser apropiada durante el embarazo. Como ya no tienes que preocuparte por si estás embarazadas, puedes optar por una dieta que te beneficie sin preocuparte sobre los potenciales efectos sobre el feto. Come al menos 1200 calorías por día para perder peso de forma lenta pero estable que probablemente es más permanente, tal como recomienda MedlinePlus.

  3. Sigue el plan de dieta que hayas elegido. Recuerda que la pérdida de peso de solo 1 a 2 libras por semana, aunque no es dramático, es más probable de mantener. Debido a que no vas a quedar más embarazada, cuando pierdes peso y lo mantienes, no tendrás que preocuparte sobre aumentar de peso y tener que volver a perderlo después de un embarazo. Esto te puede dar el incentivo para seguir cualquier plan de dieta que elijas, sabiendo que los resultados pueden durar toda la vida.

  4. Habla con tu médico si parece que no puedes perder peso siguiendo una dieta de 1200 calorías por día. No es claro si el síndrome de post ligadura de trompas, caracterizado por cambios de humor, aumento de peso y dificultades menstruales, es una afección real, según la University of Michigan Health System, pero muchas mujeres se quejan de estos síntomas después de la intervención. También es posible que hayas desarrollado otros problemas de salud comunes en las mujeres que interfieren con la pérdida de peso como una tiroides hipoactiva.

Consejos y advertencias

  • Tan pronto como te recuperes de tu cirugía, agrega 30 minutos de ejercicio por día al menos tres veces por semana a tu plan de dieta para ayudarte a perder peso y mantenerlo.
  • Si te sientes enferma después de iniciar tu dieta, no presupongas que la misma es la culpable. Consulta con tu médico; quizás tengas una infección u otra complicación por tu cirugía.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por aldana avale