Perder peso con un cuerpo con forma de pera

Aunque todos los cuerpos son diferentes, ciertos elementos clave sirven para  separar ciertas características de cada tipo específico. Conocer tu tipo de cuerpo te ayudará a comprender mejor cómo funciona a medida que digieres los alimentos y haces ejercicio para bajar de peso. Si cargas exceso de peso en tu sección media la forma de tu cuerpo se llama manzana. Este tipo de silueta retiene la grasa en el vientre, por eso es difícil perder peso al consumir ciertos tipos de alimentos y hasta puede traer complicaciones. Baja de peso de acuerdo a tu forma para obtener mayor éxito.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Evita las comidas y bebidas con azúcar.

    Reduce la cantidad de azúcar que consumes y evita las golosinas, los refrescos, los caramelos y los carbohidratos refinados. Tener más kilos en el medio del cuerpo a menudo significa que tu organismo no regula bien el azúcar, Marie Savard nos cuenta en su libro "Las manzanas y las peras: la solución para bajar de peso y tener mayor bienestar según la forma de tu cuerpo" (Apples & Pears: The Body Shape Solution for Weight Loss and Wellness). Terminas necesitando más insulina que trabaje para estabilizar el azúcar en la sangre. Un nivel alto de insulina es a menudo una señal del aumento de peso, ya que el cuerpo no la metaboliza correctamente. Al reducir la cantidad que consumes, los niveles de insulina bajan y el cuerpo deja de almacenar la grasa y el azúcar, en cambio, la metaboliza correctamente.

  2. Come platos con alta cantidad de fibras.

    Come alimentos ricos en fibra. Ésta tarda más en digerirse, lo que ayuda a estabilizar tanto la glucemia como los niveles de insulina para lograr una metabolización adecuada. Los alimentos altos en fibra son los granos enteros, las frutas, las verduras, los frijoles y las lentejas. Llena tu plato con la fibra antes de comer alimentos que pueden ser altos en azúcar como por ejemplo: pan blanco o pasta.

  3. Trata de hacer ejercicios aeróbicos todos los días.

    Completa al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico diario. Debes quemar el exceso de grasa alrededor del vientre. Las danza, los aeróbicos, correr, nadar y cualquier otra actividad que aumenta el ritmo cardíaco, ayuda a quemar el exceso de grasa almacenada y así obtendrás una figura esbelta.

  4. El entrenamiento de resistencia puede ayudarte a tonificar el torso.

    Enfócate en los ejercicios que hagan trabajar los músculos de tu cintura al hacer el entrenamiento de resistencia. Este entrenamiento y los ejercicios aeróbicos van de la mano para tonificar y reducir gradualmente la parte media de tu cuerpo. Mientras que el ejercicio ayuda a quemar el exceso de grasa, el entrenamiento de resistencia fortalecerá los músculos de la zona, los resultados serán: un aspecto más tonificado, mejor postura y continua quema de calorías. Los tipos de abdominales adecuados, el pilates y el yoga también ayudan a mejorar estos músculos.

  5. Saca turno con un doctor para hacerte un chequeo.

    Programa una cita con el médico para hacerte un examen físico. El Dr. Savard del noticiero de CBS dice que las personas con forma de manzana son más propensas a tener enfermedades del corazón, diabetes y cáncer de mama. Los tres trastornos son parte de la lista donde el sobrepeso o la obesidad es el factor de riesgo, por esto que es importante que hagas una consulta para definir un programa de dieta y ejercicio que funciona de manera eficiente y segura para ti y la forma de tu silueta.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por jose fortunato