Cómo perder peso corriendo en el lugar

Cuando la aguja del termómetro desciende por debajo de cero, tu entusiasmo por pasar tiempo al aire libre puede disminuir también. Para mantener el impulso de mantenerse en movimiento, debes dejar el ejercicio al aire libre de lado y empezar a correr en tu casa. Según el University of Maryland Medical System, corriendo en el lugar puedes quemar aproximadamente el mismo número de calorías que cuando corres a 12 millas por minuto - una mujer de 130 libras quema aproximadamente 560 calorías por hora. Con el fin de perder peso, debes correr en el lugar debes quemando más calorías de las que consumes, así que asegúrate de prestarle atención a tu dieta, además de hacer ejercicio durante la semana.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Zapatos corrientes o de entrenamiento

Instrucciones

  1. Camina o trota suavemente en el lugar durante 5 a 10 minutos para calentar tu cuerpo y tus músculos. El calentamiento debe ser una parte importante de tu rutina cada vez que hagas ejercicio. De acuerdo con el American Council on Exercise, el calentamiento de los músculos y del sistema cardiovascular antes del ejercicio intenso te preserva a salvo. Los músculos y las articulaciones calientes son menos propensas a romperse, sufrir lesiones o doler.

  2. Corre en el lugar durante 60 a 90 minutos al menos tres veces por semana. La American Heart Association recomienda que los adultos realicen al menos 150 minutos de ejercicio moderado o 75 minutos de ejercicio intenso a fin de mantener una buena salud. Si quieres perder peso, es posible que tengas que aumentar la cantidad de tiempo en que haces ejercicio.

  3. Integra el entrenamiento de alta intensidad por intervalos en tu rutina de ejercicios para ayudar a quemar más calorías en un corto periodo de tiempo. El entrenamiento de intervalos de alta intensidad mezcla pequeños momentos de actividad aeróbica con períodos de descanso activos. Prueba corriendo en el lugar a una velocidad moderada durante dos minutos, seguido de 30 segundos de marcha rápida- es decir del 80 al 90 por ciento de tu capacidad máxima. Mide tus esfuerzos mediante la prueba de la conversación - cuando haces ejercicio con un esfuerzo moderado debes ser capaz de mantener una conversación sin dificultad. Durante el ejercicio intenso es mucho más difícil sostener una conversación y tu respiración puede ser más frecuente. Si tu respiración es demasiado dificultosa o empiezas a sentirte mareado, reduce la intensidad.

  4. Enfríate durante cinco a 10 minutos con una corrida ligera o caminata en el lugar. Después de que hayas terminado de enfriarte, asegúrate de estirar los grupos musculares : estocadas, flexión hacia delante de pie y el estiramiento de la mariposa son todas opciones apropiadas.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole a. carlin | Traducido por sebastian castro