¿Se puede perder peso comiendo maní?

Los manís (peanuts) causan aumento de peso al igual que cualquier otro alimento: las calorías se acumulan si no controlas la cantidad que consume. Al igual que otros bocados, es fácil de comer más de lo que piensas al tomarlos de la jarra o recipiente mientras estás haciendo otras cosas. Siempre y cuando comas una cantidad moderada como parte de una dieta de calorías controladas, el maní (peanut) puede ser parte de tu plan para bajar de peso.

Manís y pérdida de peso


Investigadores asocian el maní con un aumento del gasto de energía en reposo.

Contrariamente a lo que podrías esperar, comer manís (peanuts) no se asocia con el aumento de peso. De hecho, pueden ayudarte a perder peso, afirman los investigadores en la edición de julio de 2010 de "Nutrients". Una revisión de la investigación existente publicada en septiembre de 2008 en el "Journal of Nutrition", señaló que el consumo de una cantidad moderada de maní (peanut) aportó nutrientes a la dieta sin representar una amenaza para el aumento de peso. A principios de 2010, investigadores de la Purdue University publicaron un informe en el "Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition", informando que el consumo regular de maní (peanut) se asoció con un aumento del gasto de energía en reposo.

Porciones limitadas para restringir las calorías

Uno de los mayores desafíos del consumo de maní (peanut) es mantener las porciones pequeñas, para no sobrecargar las calorías. La demanda de salud aprobada por la EE.UU. Food and Drug Administration afirma que comer 1.5 oz por día de la mayoría de los frutos secos, como el maní (peanut), puede disminuir tu riesgo de enfermedad cardíaca. En la etiqueta de información nutricional, es más probable que veamos una porción definida como 1 onza o 28 gramos. Esta porción equivale a alrededor de 32 manís (peanuts). Ya sean de aceite o secos, una porción de 1 onza tiene 166 calorías y 14 gramos de grasa total. En el lado positivo, la mayoría de la grasa se ​​compone de grasas insaturadas saludables que reducen el colesterol.

Proteínas para la saciedad

Los manís (peanuts) aportan la proteína que tu cuerpo necesita para construir y reparar tejidos, mantener los músculos funcionando y para producir hormonas y enzimas. La proteína también apoya tus esfuerzos para perder peso. Ayuda a prevenir las fluctuaciones de azúcar en la sangre que llevan a sentir hambre cuando los niveles de azúcar disminuyen. Tu cuerpo quema más energía para digerir las proteínas del que utiliza para los carbohidratos o las grasas. La proteína también te hace sentir saciedad, afirma la Harvard School of Public Health. De una porción de de 1 onza obtienes 7 gramos de proteína, que es el 15 por ciento para las mujeres y el 13 por ciento para los hombres de las cantidades diarias recomendadas.

La fibra te mantiene lleno

Además de reducir el colesterol y mantener un sistema digestivo saludable, la fibra te ayuda a perder peso. A medida que la fibra soluble absorbe el agua en tu estómago, forma una masa gelatinosa que te llena. Te hace sentir más saciado ralentizando el ritmo al cual la comida sale de tu estómago. La fibra también puede retrasar la liberación de la hormona grelina, según un artículo publicado en la edición de junio 2012 de la "Current Obesity Reports". Esta acción debe posponer la sensación de hambre ya que tu apetito es desencadenado por la grelina. Obtendrás 2 gramos de fibra con una porción de 1 onza de maní (peanut).

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por maría florencia lavorato