Cómo perder peso en las caderas y los muslos

Al igual que no puedes predeterminar en qué parte de tu cuerpo va a asentarse la grasa en tu cuerpo, tampoco puedes reducir de peso únicamente en ciertas áreas. Cuando reduces tu grasa corporal en general, puede que también quieras perder peso en tus caderas y muslos. Para lograr esto, una dieta bien pensada, reducida en calorías y ejercicio regular deberán volverse parte de tu estilo de vida.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Enfócate en comer una dieta saludable.

    Vigila tu consumo calórico. Para poder perder peso al ritmo seguro y recomendado por los expertos de 1 a 2 libras por semana, deberás crear un déficit diario de 500 a 1.000 calorías. El National Heart, Lung and Blood Institute recomienda enfatizar el consumo de alimentos saludables, como vegetales, frutas, granos enteros, proteínas magras y lácteos bajos en grasa o sin grasa y limitar comidas altas en colesterol, azúcar, sal, grasas trans y grasas saturadas. También sugieren comer porciones más pequeñas para reducir tu consumo de calorías.

  2. Encuentra actividades que puedas disfrutar, como andar en bicicleta, que es un estupendo ejercicio cardiovascular.

    Realiza actividades cardiovasculares por 150 a 300 minutos por semana para poder quemar calorías. Encuentra actividades que disfrutes hacer. Por ejemplo, monta una bicicleta, sal a trotar, da unas vueltas a nado o ejercítate en una máquina elíptica o escaladora. Ejercítate a una intensidad que te siga permitiendo hablar pero no cantar. Si estás limitado de tiempo, divide tu rutina de cardio en tres sesiones de 10 a 20 minutos a lo largo del día.

  3. Realiza entrenamiento de fortalecimiento por lo menos dos veces a la semana.

    Involúcrate en el entrenamiento de fortalecimiento por lo menos dos veces a la semana para mantener y construir tejido muscular. Comparado con la grasa, el músculo utiliza más calorías para poder sostenerse. Acelera tu metabolismo en descanso, de manera que puedas quemar calorías incluso cuando estás en reposo y no ejercitándote. Para optimizar la quema de grasas, trabaja todos los principales grupos musculares. Realiza ejercicios como estocadas (lunges), sentadillas (squats), elevaciones de pierna laterales, curls de bíceps, abdominales, dips de tríceps, preses de banca, inclinaciones seriadas y preses de hombro por encima de la cabeza. Usa suficiente resistencia, de manera que la última repetición de cada set sea siempre un reto, de principio a fin.

  4. Duerme ocho horas de sueño esta noche.

    Duerme ocho horas de sueño cada noche, porque la falta de sueño puede tener como resultado el aumento de peso. De acuerdo con la Harvard School of Public Health, la falta de sueño afecta las hormonas reguladoras del hambre de tu cuerpo. Puedes terminar con antojos de alimentos ricos en grasas y carbohidratos difíciles de controlar, antojos que pueden llegar a sabotear tu pérdida de peso. Además, dormir más significa que tendrás menos tiempo para comer.

Consejos y advertencias

  • Consulta un médico antes de tratar de perder peso, especialmente si tienes una lesión o problema de salud.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly caines | Traducido por reyes valdes