Cómo perder el peso aumentado por la medicación

Hay algunas teorías acerca de por qué las personas aumentan de peso cuando toman ciertos medicamentos, incluyendo la relación de la droga con la insulina y su efecto sobre ciertos marcadores genéticos. Algunos medicamentos aumentan el apetito, según el Dr. Lawrence Cheskin, director del Johns Hopkins Weight Management Center o causan antojos de alimentos. Algunos medicamentos que se sabe que afectan la ganancia de peso son los antidepresivos, los medicamentos anticonvulsivos y los medicamentos para la presión arterial. Mientras cuidar lo que comes e ir al gimnasio sin duda te ayudará a bajar algunas libras, primero tienes que hablar de sus efectos secundarios con tu médico.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Antes de cambiar tu dieta, consulta con tu médico.

    Programa una cita con el médico que te recetó el medicamento. Antes de ir al gimnasio y de cambiar tu dieta, necesitas discutir este efecto secundario con tu médico. Debes asegurarte de que el cambio en la dieta y el ejercicio riguroso que necesitas para bajar de peso no va a interferir con tu medicamento.

  2. Cambia a otra medicación. Pregúntale a tu médico si hay otro medicamento que puedas tomar para tratar tu problema de salud, pero que no cause aumento de peso. Cheskin advierte que si de repente dejas de tomar la medicación, los efectos secundarios pueden ser peores que simplemente ganar unos kilos.

  3. El entrenamiento por intervalos es una gran manera de quemar calorías.

    Ejercítate todos los días. Ciertos medicamentos pueden disminuir tu metabolismo en un 10 por ciento, de acuerdo con Madelyn Fernstrom, director del Weight Management Center del University of Pittsburgh Medical Center, por lo que el aumento de peso es casi inevitable. El entrenamiento por intervalos es una gran manera de quemar calorías. Incorpora explosiones cortas de ejercicio riguroso en una rutina aeróbica típica. Por ejemplo, camina a paso rápido en una cinta de correr (treadmill) durante 10 minutos y corre durante cinco minutos. Repite dos o tres veces.

  4. Las proteínas magras tardan en digerirse y te hacen sentir más lleno.

    Come menos calorías. Bajo circunstancias normales, Weight-Control Information Network indica que necesitas comer menos calorías de las que consumes para bajar de peso. Como la alimentación y falta de ejercicio no es lo que han causado el aumento de peso, la cantidad exacta de calorías que necesitas consumir no es tan fácil de medir. Fernstrom recomienda comer alimentos bajos en calorías que te hagan sentir saciado. Trata de comer alimentos ricos en fibra, que el cuerpo necesita un tiempo para digerir, proteínas magras y grasas saludables, todo lo que te haga sentir lleno más rápido.

  5. Come bocadillos de frutas y verduras.

    Come bocadillos de vegetales y frutas. Estos alimentos tienen un alto contenido de agua, haciéndote sentir lleno. También tienen muchas menos calorías en comparación con los caramelos, dulces horneados y bocadillos procesados ​​salados.

  6. Evita las calorías adicionales bebiendo agua o bebidas dietéticas.

    Bebe agua o bebidas bajas en calorías. Una botella de refresco de 22 oz puede tener cerca de 300 calorías. Para reducir al mínimo la ingesta de calorías, bebe té helado sin azúcar, refrescos dietéticos o agua.

Consejos y advertencias

  • La próxima vez que tu médico te recete un nuevo medicamento, pregúntale si te va a causar un aumento de peso. Prevenir el aumento de peso es mucho más fácil que perderlo después de haber empezado a tomar un nuevo medicamento.
  • Puedes preguntarle a tu médico si una dosis más baja te va a ayudar, pero a veces no es la cantidad de la droga lo que está causando el aumento de peso, sino la forma en la cual interactúa con diferentes hormonas y neurotransmisores en el cerebro.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon marks | Traducido por maría florencia lavorato