Cómo perder peso a los 50 años de edad

El perder peso parece ser más difícil debido a tu edad, pero mucho del peso ganado que ocurre al cumplir 50 años se debe a una disminución de los hábitos saludables al comer y al ejercicio. Afortunadamente, estos hábitos pueden revertirse y podrás perder peso, sin importar tu edad. Ninguno de estos cambios deben de ser tan difíciles que te tienten a abandonarlos. Cambios pequeños pero significativos en tu estilo de vida pueden ayudarte a perder peso.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Comprómetete con al menos 30 minutos de actividad física diaria. De acuerdo con el U.S. Department of Health and Human Services, cualquier actividad es mejor que ninguna, especialmente cuando envejeces. Selecciona una actividad que disfrutes, como caminar, ciclismo o hasta jardinería y hazla intencionalmente física. Las personas que son sedentarias no solo ganan peso al envejecer, sino que también aumentan su riesgo de enfermedades del corazón y la diabetes.

  2. Come frutas frescas, vegetales, productos de grano entero y carnes magras como pollo sin piel. Limpia tu casa de alimentos que son altamente procesados, con gran cantidad de azúcar y grasa. Los alimentos con poco valor nutricional terminan siendo almacenados en la grasa de tu cuerpo. En contraste, los alimentos altos en fibra y en nutrientes reducen tu proceso digestivo, manteniéndote sin apetito y aumentando tu ritmo metabólico. Los alimentos densos en nutrientes también te ayudan a disminuir tu riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.

  3. Consume varias porciones pequeñas de alimentos a lo largo del día además de tus tres comidas. Al envejecer, tu proceso digestivo disminuye un poco y comer varias veces al día te ayuda a superar esta situación. Además, comer varias veces al día mantiene tus niveles de azúcar en la sangre balanceados para que no te sientas hambriento debido a un bajón del azúcar. Cuida tus tamaños de porciones, también, dado que muchas personas consumen hasta 50% menos que la ingesta calórica diaria recomendada. Lee las etiquetas y nunca comas directo de una bolsa o una caja. Es tan fácil seguir comiendo, más de una sola porción, si mantienes la comida frente a ti.

  4. Realiza ejercicios de pesas y de resistencia por 30 minutos al menos tres veces a la semana. Reforzar tus músculos mantiene alto tu metabolismo, ayudándote a quemar más peso. Aumenta tu masa muscular con entrenamiento de resistencia para que te ayude a mejorar tu equilibrio y ayudarte a disminuir tu disminución de fuerza ósea debido a la edad. Como con los ejercicios aeróbicos, cualquier entrenamiento de resistencia es mejor que nada, encuentra actividades que vayan con tu estilo de vida, como añadir pesas en manos y tobillos al caminar.

Consejos y advertencias

  • Evalúa con tu doctor antes de hacer cambios significativos en tu dieta o en tu nivel de actividad física.

Más galerías de fotos



Escrito por maura banar | Traducido por elizabeth garay ruiz