Cómo perder peso a los 48 años

A finales de los cuarenta es un buen momento para ser serios acerca de perder el peso extra, ya que puedes proteger tu cuerpo de algunos efectos negativos del envejecimiento poniéndote en mejor forma. A medida que envejeces gradualmente ganas más grasa alrededor de tu sección media mientras tu masa muscular disminuye e incrementa el almacenamiento de grasa, lo cual ocurre hasta que naturalmente comienzas a perder masa alrededor de los 60 años. La respuesta a las libras indeseables a los 48 años es simple: dieta, ejercicio y alivio de estrés. Asegúrate de dejar en claro tu plan con el médico antes de empezar un nuevo régimen.

Asuntos alimentarios

Lo principal para perder peso es consumir menos calorías de las que usas diariamente para crear un déficit de calorías. Esto es verdad tanto si tienes 20, 35 o 48 años de edad. A los 48 años es importante elegir alimentos que le brinden a tu cuerpo una nutrición adecuada, particularmente calcio para tener huesos fuertes. Habla con tu médico acerca del número correcto de calorías para tu cuerpo, peso y nivel de actividad, y después elige comer una combinación de proteínas magras, granos enteros, una variedad de vegetales, productos lácteos bajos en grasa, grasas saludables y frutas.

Mueve tu cuerpo

Hacer únicamente una dieta no combatirá el peso extra tan bien como una combinación de dieta y ejercicio. The Centers for Disease Control recomienda que hagas 150 minutos de ejercicio vigoroso o 300 minutos de ejercicio con intensidad moderada cada semana. Si quieres perder mucho peso, debes tratar de hacer más que eso. Las actividades cardiovasculares moderadas y de intensidad vigorosa te pueden ayudar a quemar calorías. Elige entre actividades como correr, caminar rápidamente, andar en bicicleta, bailar o tomar una clase de estilo aeróbico para hacer bombear tu corazón.

Date un impulso

Levantar pesas no sólo ayuda a tus huesos a mantenerse fuertes mientras te acercas a los 50 años, también le brinda a tu metabolismo un impulso, que te puede ayudar a quemar más calorías durante el día. Elige una rutina que desafíe tanto la parte superior como la parte inferior de tu cuerpo. A los 48 años no debes tener muchas restricciones en lo que levantas, mientras que tu médico acepte que comiences un programa. Los ejercicios como las pesas en banco, flexiones de bíceps, tríceps en banco, lateral despegable, sentadillas, estocadas, peso muerto, piernas en banco, flexiones de piernas y levantamiento de pantorrilla son una buena forma de empezar. Trata de hacer tu rutina de entrenamiento de dos a cuatro veces por semana.

Yoga para el cuerpo y la mente

De acuerdo con un estudio realizado por Fred Hutchinson Cancer Research Center, el Yoga puede ayudarte a comer de manera más consciente, lo que puede ayudarte a bajar de peso. A los 48 años probablemente tienes patrones alimenticios que han estado contigo durante algún tiempo, así que puede ser útil disminuir y realmente estar consciente de cómo estás comiendo. El Yoga también disminuye el estrés, quema calorías, aumenta la flexibilidad, y es un método de entrenamiento a través de tu peso corporal. Haz Yoga una o dos veces por semana.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer leigh | Traducido por karly silva