Cómo perder peso en 30 días haciendo solo un tipo de ejercicio

La pérdida de peso es resultado de muchos factores. En su forma más simple, es un asunto de gastar más calorías de las que consumes, lo que producirá un déficit calórico. El déficit calórico consistente conduce a la pérdida de peso. La mejor manera de crear este déficit es una modificación en tu dieta, junto con la realización de ejercicio de manera consistente. Aunque hay muchas opciones de ejercicios disponibles, la pérdida de peso puede lograrse haciendo solo un tipo de ejercicio. La caminata. Caminar es una estupenda manera de gastar calorías para lograr perder peso en 30 días.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. ¡Comienza a caminar! La caminata es uno de los pocos ejercicios que pueden realizarse con mínimo entrenamiento o equipo. Ajústate un resistente y cómodo par de zapatos de ejercicio y sal al mundo. El American College of Sports Medicine (ACSM) recomienda de 3 a 3,5 horas de ejercicio cada semana para facilitar la pérdida de peso. Caminar solo de 30 a 35 minutos de cinco a seis días a la semana es una estupenda manera de perder peso.

  2. Haz un seguimiento de la intensidad del ejercicio. Una mujer que pesa 140 libras quemará aproximadamente 232 calorías si camina a una velocidad de 3 mph por una hora. Incrementa la intensidad a 4 mph y se logrará quemar 310 calorías en la misma hora. Este pequeño cambio en la velocidad para una caminata que se realizaría en 20 minutos por milla, a 15 minutos por milla hará que se gasten unas 468 calorías adicionales para finales de la semana. Si caminar más rápido no es una opción, intenta agregar pendientes a tu rutina, para lograr que el ejercicio sea más difícil de hacer.

  3. Haz un seguimiento de tus sesiones de ejercicio. Un diario te proporcionará motivación, al tener un lugar parar reflexionar sobre el progreso y llevar un registro de tus metas. Fija metas por tiempo, distancia o ritmo y escríbelas. Ponte a prueba cada semana trabajando un poco más rápido, un poco más de tiempo o en un camino más difícil. Llevar un diario será un recordatorio de los logros y una manera de hacerte responsable de tus metas.

  4. Lleva un diario de comida. Una libra equivale a 3.500 calorías. Una pérdida de 1 libra a la semana requiere de un déficit de 500 calorías al día. La mejor aproximación para crear este déficit es disminuir el consumo de 250 calorías y gastar unas 250 calorías adicionales por medio del ejercicio y la actividad. Mantener un diario de comida proporcionará un total corriente de las calorías consumidas y conciencia de las áreas que necesitan cambiar para crear ese déficit.

  5. El control de porciones es esencial. Consulta el sitio Mypyramid.gov para verificar las recomendaciones de tamaño de porciones. Una vez que sirvas la comida, siéntate en la mesa de la cocina y come. Empaca y refrigera los sobrantes para evitar la tentación de una segunda porción. Evita consumir una comida o bocadillo mientras estás en la cocina, sentada frente a la televisión o buscando en la alacena, ya que esto a menudo lleva al consumo en exceso inconsciente. Divide grandes paquetes en bolsas de porciones de bocadillos individuales.

  6. Bebe agua. Lleva siempre contigo una botella de agua mientras caminas para prevenir la deshidratación. Evita las bebidas densas en calorías como las bebidas deportivas, jugo o soda. El agua proporciona un sentimiento de saciedad y evita la sed sin agregar calorías no deseadas. Agrega rebanadas de limón o de naranja para dar variedad y mejorar el sabor.

Más galerías de fotos



Escrito por christine smith, m.a. | Traducido por reyes valdes