Cómo perder músculo en los brazos

Los músculos grandes de los brazos pueden ser el resultado de una participación intensa en ejercicios o deportes que incluyen el baloncesto, el béisbol y la natación. Si no deseas tener músculos grandes en los brazos, puedes haber notado que reducirlos puede ser una tarea difícil, especialmente porque no puedes enfocarte específicamente en la pérdida de músculo o grasa en una parte determinada de tu cuerpo. Aunque realmente no puedes perder masa muscular del brazo, a través de una serie de diferentes ejercicios puedes desarrollar músculos más pequeños y tonificados en los mismos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Pesas de poco peso, de 3 a 5 libras (1,5 a 2,5 kilos)

Instrucciones

  1. Participa en entrenamiento de fuerza. La National Academy of Sports Medicine recomienda hacer ejercicios de fuerza que se produce en dos o tres días a la semana durante 30 minutos cada vez.

  2. Realiza ejercicios para mantener el peso corporal. Practica flexiones (push-ups) y dominadas (pull-ups). Completa muchas repeticiones, realiza tres series de 15 repeticiones. Los ejercicios de peso corporal pueden ayudarte a mantener tus músculos definidos sin perder una gran cantidad de tono muscular.

  3. Utiliza pesas de 3 a 5 libras (1,5 a 2,5 kilos). Realiza extensiones de triceps (tríceps), curl de bíceps (bicep curls) y extensiones con pesos ligeros. Practicar tres series de 15 repeticiones puede ayudarte a quemar calorías, reducir el tamaño de tus brazos y evitar que los músculos del brazo se vuelvan flácidos.

  4. Participa en ejercicios cardiovasculares regulares. Esta practica puede ayudarte a perder el exceso de grasa en el cuerpo que puede estar causando que los músculos de los brazos parezcan más grandes de lo que deseas. La National Academy of Sports Medicine recomienda sesiones de 30 minutos de ejercicio cardiovascular, cinco días a la semana. El cardio puede incluir deportes como correr, trotar, aeróbicos, bicicleta, nadar, bailar, caminar a paso ligero, jardinería y las tareas del hogar.

  5. Reduce tu ingesta de proteínas. Tu cuerpo utiliza las proteínas como combustible durante el ejercicio. Si reduces el consumo de proteínas, tu cuerpo comenzará a quemar tejido muscular como combustible a utilizar durante el ejercicio y las actividades diarias.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por jane laury