Cómo perder la llanta de grasa del vientre

Si has llegado al punto en el que te ves obligado a estirar tu cuello, solo para ver más allá de tu vientre para leer la báscula del baño, tu cuerpo te está enviando una clara señal de que es necesario cambiar. Sin embargo, es imposible quemar exclusivamente la grasa de tu vientre. El ejercicio frecuente y una dieta adecuada pueden ayudarte a quemar la grasa corporal total, lo que finalmente conducirá a la pérdida de tu llanta de grasa.

Pérdida de grasa constante y lenta

El establecimiento de un déficit calórico es el modelo para perder grasa con éxito. Debes consumir menos calorías de las que quemas. Si lo haces, perderás grasa lo que finalmente te ayudará a deshacerte de esas llantas, y otras áreas de grasa en tu cuerpo, para disminuirlo. Una meta práctica y efectiva para perder peso, es reducir una libra a la semana aumentando tu actividad física y modificando tu dieta. Para perder una libra, debes crear un déficit calórico de 3,500 calorías por semana, que es un promedio de 500 calorías cada día.

Reduce las calorías

Vas a aumentar la probabilidad de reducir tu llanta de grasa, si reduces las calorías que consumes. Los métodos para hacerlo variarán considerablemente, pero uno de los enfoques es evitar los alimentos con alto contenido calórico como los que incluyen las grasas saturadas y los azúcares. Cortar con el alcohol y los refrescos en tu dieta también es útil, así como consumir pequeñas cantidades de frutas, verduras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa y proteína magra.

Es hora de empezar a sudar

Cuando entiendas la ciencia de perder grasa, tu próxima misión es atarte unos zapatos de entrenamiento y ejercicio. La pérdida de grasa de tu vientre sin ejercicio es extremadamente difícil. Tu rutina semanal de ejercicio debe incluir dos o más días de entrenamiento de fuerza y de 150 a 300 minutos de ejercicio cardiovascular moderado. El U.S. Department of Health and Human Services señala que si bien 150 minutos de ejercicio cardiovascular de intensidad moderada por semana es una pauta general, tendrás que aumentar el tiempo de ejercicio para bajar de peso.

Varía tus entrenamientos

Una de las ventajas de desarrollar una sesión de ejercicios para perder grasa es la abundancia de los que puedes elegir. Los ejercicios de cardio incluyen caminar, correr, andar en bicicleta, practicar aeróbicos, saltar la cuerda y la natación, por ejemplo. Las actividades de entrenamiento de fuerza incluyen el levantamiento de pesas tradicional y los ejercicios de peso corporal. Mezcla tu rutina de entrenamiento de fuerza para evitar la monotonía y para construir todos los principales grupos musculares de manera uniforme.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por jane laury