¿Puedo perder la grasa de mi vientre inferior usando pesas rusas?

Lanzar pesas en forma de bala de cañón no es una garantía de que vas a perder grasa del vientre, pero seguro que puede ayudar. El entrenamiento con pesas rusas puede ser un quemador de calorías importante si haces movimientos de alta intensidad tales como balanceos (swings), pases alrededor del cuerpo (around-the-body passes), ochos (figure eights) y agarres (snatches). Quemar más calorías de las que consumes conduce a la pérdida de peso, incluso en tu abdomen.

Entrenamiento dirigido

Puedes hacer ejercicios específicos para núcleo con pesas rusas, pero éstos sólo fortalecerán los músculos debajo de la grasa de tu vientre. No se puede atacar directamente a la grasa del vientre con ejercicios abdominales. En su lugar, necesitas bajar de peso por todas partes. Una dieta saludable de porciones controladas y libre de grasas trans, harinas refinadas y azúcares añadidos es una estrategia importante en la pérdida de peso. El ejercicio cardiovascular, particularmente en la forma de entrenamiento de intervalos, es otra herramienta eficaz en la batalla contra la grasa del vientre.

Intervalos con pesas rusas

Un artículo publicado en la edición de 2011 del "Journal of Obesity", explica que el entrenamiento de intervalo de alta intensidad es preferible al entrenamiento aeróbico estático cuando se trata de perder grasa del vientre. El entrenamiento de intervalos de alta intensidad disminuye la resistencia a la insulina y cambia la forma en la que los músculos esqueléticos oxidan la grasa, lo que resulta en la pérdida de grasa, especialmente alrededor del abdomen. Este tipo de entrenamiento consiste en explosiones máximas de esfuerzo que elevan el ritmo cardíaco casi al máximo en intervalos que duran entre 10 segundos y cuatro minutos. Descansa entre cada intervalo más o menos el mismo tiempo que trabajaste. Repite el intervalo hasta completar un entrenamiento de 20 a 30 minutos. Los movimientos tales como los agarres o balanceos con pesas rusas pueden aumentar el ritmo cardíaco casi al máximo, según un estudio patrocinado por el American Council on Exercise en 2010, lo que las hace ideales para los intervalos.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por martin santiago